Limpiaron desde Bahía Creek a Puerto del Este, para luchar contra el enemigo del mar

El plástico y el microplástico es el sicario que amenaza a los mares del mundo. Por eso, 50 voluntarios y activistas ambientales, salieron a limpiar las playas más lindas de la Patagonia.

— ¿Qué harías si te dieran las llaves del paraíso?

— ¡Limpiarlo!

Eso hicieron cincuenta voluntarios y activistas ambientales, que llegaron a Bahía Creek y Puerto de Este y limpiaron 80 kilómetros de costa para luchar contra el microplático. La arena y el mar de la Patagonia son únicas en el mundo por su riqueza ecológica, por la variedad y el cantidad de fauna que vive allí, pero desde hace unos años, las amenazan.

Cada vez se producen más objetos de plástico, que cuando ya no se usan se tiran a un basurero, o se pueden reciclar. Según un relevamiento de Greenpeace, hoy en día solo el 9% de todo el plástico producido a nivel mundial se recicla, el 12% se incinera, y la gran mayoría, el 79%, termina en basureros o en el medio ambiente.

Fotos: Miguel Maliqueo (@miguel.maliqueo).

Mauro Bercovich, titular de Ecopet Patagonia (ecopet_patagonia) nació en Neuquén, y comenzó a trabajar para cuidar el ambiente con la remediación de residuos de Vaca Muerta. Luego realizó limpiezas en los ríos Limay y Negro y llegó al Golfo de San Matías en San Antonio y el Golfo Azul en Península Valdés, en una militancia que busca que el reciclaje sea una forma de vida.

“En el 2016 comencé a meterme en el mundo del reciclaje. Desde nene mi mamá me llevaba a Pozo Salado o a la cordillera y siempre me inculcaron el cuidado del planeta. De grande, trabajé en empresas vinculadas a Vaca Muerta y en el 2019, decidí que lo que quería era trabajar para cuidar el ambiente”.

Fotos: Miguel Maliqueo (@miguel.maliqueo).

Los objetos de plástico pueden llegar al mar desde los basureros a cielo abierto, por el viento, o porque las personas los tiran en lugares incorrectos. Además, están los plásticos que proceden de los barcos, o de la actividad pesquera.

Hace poco Walter Castroelis, de Puerto del Este, le compartió a Mauro, por medio de las redes sociales, que la zona estaba muy afectada por el turismo. De ahí, comenzaron a hacer una convocatoria. Había que limpiar varios kilómetros.

Tienen un equipo estable en el voluntariado, que en cada limpieza se suman desde todos lados del país. Llegaron de El Tigre, de la ONG Yo Río, de Rawson, Trelew, Madryn, Viedma, Patagones y Neuquén.

Se sumó Parley for the Oceans, que apoya a nivel mundial estas acciones y LP SRL, la recicladora de General Roca, brindó su apoyo.

Iban a acampar en las costas, pero Juan Cruz, del Hostel Refugio Perdido de Bahía Creek, ofreció el lugar para que se queden allí y “se armó grande la cosa”, dice Bercovich.

Compartieron, vivieron momentos de amistad, cocinaron juntos algunos guisos, con menú para los vegetarianos y para los que no le eran y salieron a limpiar.

“En Bahía Creek éramos unos 25 y del lado de Puerto de Este se juntaron otros 25. Fuimos avanzando para encontrarnos en La Alcantarilla. Pero nos encontramos con la realidad poco alentadora en Caleta de los Lobos, Pozo Salado y La alcantarilla, no eran solo residuos pesqueros, si no de turistas”, dice Mauro y Miguel Maliqueo (@miguel.maliqueo) comparte las fotos en la que se se ve la acción.

Cuenta que los acampantes que eligen ir a un lugar solitario a pasar los días, dejan sus residuos. Había residuos viejos que también llegaban hasta las bardas.

“Eso es un problema, se tienen que dar las herramientas para que puedan acampar y tener una buena estadía. Los guardas ambientales están un poco desprotegidos, en cuestiones de vehículos y demás y vienen con una lucha. No somos de ir al choque, pero a veces hay que mostrar los problemas”, relata.


Microplástico, el enemigo del mar


Nadie quiere ver desprotegido al Golfo. Desde Ecopet, participaron de limpiezas en Península Valdés y hay mucho residuo de la pesca, sogas, cajas, pero es todo nuevo.

«Acá tal vez es peor, porque el residuo es viejo, tiene más deterioro, en lo que es redes, cabos, sogas y el microplástico, es más intenso. Es lo que no se ve de lejos, pero está y una vez que el residuo se particularizó, ya es inmanejable», explica el hombre.

Es difícil estimar el tiempo que tarda en biodegradarse el plástico en los océanos pero se considera que es mucho más lento que en tierra. La acción del oleaje hace que los fragmentos más grandes se vayan rompiendo en trozos más pequeños, y así se genera el microplástico.

Actualmente, unas 700 especies de organismos marinos en el mundo se ven afectados por este tipo de contaminación, detalla el informe de Greenpeace. Cada año, más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar.


Playas patagónicas que eduquen a los turistas


La limpieza en la playa del la Patagonia, comenzó el viernes 21, el sábado 22 terminaron a la tarde. Se juntaron 70 kg de microplástico, y 40 metros cúbicos de residuos. La delegación de El Cóndor prestó un camión para retirarlos.

“Una cosa buena de estas limpiezas es que se visualiza el problema y les llega a muchos en poco tiempo. Nosotros tenemos que lograr que si vas a vacacionar a una playa paradisíaca, y no respetas, te acomodes, para que incorpores a tu vida una gestión de residuos».

Mauro explica que sería bueno que los camping, los paradores, las cabañas de alquiler tengan una gestión de residuos. «Si la fuente será el ecoturismo, debemos lograr que los turistas se lo vayan transformados, para replicarlo en su vida”, subraya.

Parte de los residuos que juntaron ya no se pueden reciclar y fueron al relleno sanitario, lo que si se puede, fue a las cooperativas y con desechos de pesca se hace madera plástica.

”Los voluntarios viajan de todos lados y es la única forma de hacerse fuerte. Se necesita que esto crezca, para que cada vez mas pueblos se sumen al reciclaje. Queremos llegar a todos”, concluyó Mauro y como dicen en sus redes «Vivir y conocer las entrañas de la Patagonia es lo que cuenta. Amar para proteger y remediar para sobrevivir».

Ellos también se sumaron a la limpieza. Fotos: Miguel Maliqueo (@miguel.maliqueo).

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios