Viajó de Viedma a Bariloche en el Tren Patagónico con el auto: «Hay que hacerlo una vez en la vida»

Stheven Acosta nació en Venezuela pero vive desde 2017 en Argentina. En Instagram mostró el paso a paso para llegar desde Buenos Aires a Bariloche en el Tren Patagónico con su auto y contó por qué quedó maravillado con la experiencia de cruzar Río Negro del mar a la Cordillera.

Subir al auto y salir de Capital Federal. Manejar hasta Bahía Blanca, hacer noche y seguir hasta Viedma. Recorrer el Camino de la Costa, asombrarse con los lobos marinos, los loros, los acantilados y el mar. Subir con el auto al Tren Patagónico, dormir con el movimiento y el sonido de las ruedas sobre los rieles y al despertar meterse entre las montañas nevadas de Bariloche con el Lago Nahuel Huapi de fondo. Eso era lo que Stheven Acosta había planeado, pero no imaginó lo lindo que sería al hacerlo realidad.

Sthev nació en Caracas, Venezuela pero en 2017 llegó a Argentina a trabajar de contador público en un estudio. Se instaló a vivir en Buenos Aires y descubrió que hay algo que le gusta mucho en la vida: viajar. Emprender aventuras, conocer lugares era un hobby pero de a poco se convirtió en trabajo, lo disfruta a lo grande, y en este viaje lo disfrutó sobre rieles.

Conocía Bariloche en invierno y verano pero documentar la experiencia de llegar en tren lo movían a regresar. Después de algunas gestiones logró concretar la colaboración del Ministerio de Turismo de Río Negro y y así fue como inició esta travesía para mostrar como llevar el auto del mar a la cordillera. “Es una alternativa distinta que quizás la gente no conocía. Al compartir los videos tuvo muchas vistas, llamó mucho la atención”, dice por teléfono.

Con un amigo salieron desde Buenos Aires y viajaron 650 kilómetros hasta Bahía Blanca (8 horas de viaje) dónde hicieron una parada nocturna para descansar por $13.000 para dos. Al siguiente día salieron a Viedma y aprovecharon a conocer los atractivos turísticos que les llamaron mucho la atención.

“Fuimos a Carmen de Patagones, y llegamos al Camino de la costa. Fui a la reserva de lobos marinos que es muy interesante, al Memorial de Malvinas, me encantó. Quedé enamorado de esos lugares, los acantilados y toda esa parte de la costa súper lindo”, cuenta.

A las tres de la tarde arrancaron para a la estación de trenes desde donde parte el Tren Patagónico. Si bien el tren salía a las 18, los que suben los autos deben estar antes. Entran nueve autos chicos en una de las plataformas y en la otra cuatro camionetas, estas bandejas automovileras la conectan con el resto del tren, inician el abordaje de pasajeros a las 6 de la tarde.

“Es una aventura que todos tendrían que vivir por lo menos una vez en la vida. El hecho de que te entreguen un camarote, una pequeña habitación que al mismo tiempo está rodando, o sea, está en movimiento constante y por la ventana puedas ver todos los paisajes patagónicos es inolvidable”, asegura Stheve.

Relata que en invierno se puede ir en medio de una nevada, pero en su caso no estaba nevando. Igual las montañas se veían blancas, “súper lindas” y les encantó la experiencia.

Sthev los compara con otros viajes de larga distancia que hizo en Trenes Argentinos: “El Tren Patagónico me parece un poco más antiguo, pero con más comodidades. Se nota que en su época fueron unos trenes premium por decirlo de alguna forma, tienen lavamanos en los camarotes, las camas vienen guardadas, se bajan y son mucho más cómodas. Se sentía un poco de calor por la calefacción como estamos en invierno entiendo que a algunas personas por ahí les da frío”.

Las personas que viajan pueden consumir la comida del bufet o llevar sus viandas. “El desayuno costaba 1500. Yo me llevé algunas galletitas y el mate. Hay dispenser de agua caliente y agua fría”, dice.

Con respecto al servicio del restaurante cree que fue bueno aunque confiesa que al principio le pareció un poco costoso porque los platos no eran tan abundantes. “Pero cuando vimos los precios de Bariloche me pareció que no estaba tan costoso porque incluye entrada plato principal y postre. Salía 5000 pesos un plato de pollo, chorizo o milanesa acompañado con puré o ensalada. Tienen servicios de venta de bebidas “, relata el joven viajero.

Después de 18 horas de viaje, llegaría el momento más lindo, cuando la estepa de a poco se convierte en cordillera. “Llegábamos a la ciudad y se veían los paisajes las montañas llenas de nieve y el lago Nahuel Huapi de fondo complementando el paisaje que estaba súper, o sea, esta entrada Bariloche es hermosa, es un sueño y parece el paisaje de películas”, dice con un entusiasmo que no apagaron los días.

Fueron al Cerro Catedral, a la base. Visitaron el Centro Cívico estuvieron en la chocolatería Habana y el Museo. Antes de volver a casa en el auto, nevó muchísimo en la ciudad, y le puso el mejor broche de oro a la experiencia que vivieron.


Cómo sacar los boletos y cuanto sale el Tren Patagónico


El servicio del Tren Patagónico comienza en Viedma, capital de Río Negro, atraviesa localidades conocidas de la provincia como San Antonio Oeste, Sierra Colorada e Ingeniero Jacobacci para finalizar su recorrido en San Carlos de Bariloche luego de 18 horas de viaje.

El pasaje por persona en la categoría camarote es de $8600. Para comprar los pasajes hay que entrar a la pagina web de Tren Patagónico. En junio se puso a la venta los pasajes para julio, agosto y septiembre 2023 del tramo de Viedma a Bariloche y desde Bariloche a Viedma. Hay que estar atentos cuando salen a la venta porque se suelen vender muy rápido.

El transporte de auto sale $ 8.905 + el 1 x1000 del valor declarado + Iva y el transporte de camioneta: $ 14.659 + el 1×1000 del valor Declarado + iva. Para comprar el transporte de vehículos hay que comunicarse con las estaciones de Viedma, San Antonio o Bariloche. No se venden a través de la página.

En Ciudad Autónoma de Buenos Aires también tienen una oficina en Reconquista 554 y el teléfono es 01143281394. Email donde toman reservas es: ventas@trenpatagonicosa.com.ar.

Desde Viedma los servicios parten los viernes a las 18, mientras que desde Bariloche lo hacen los domingos a las 17. El recorrido es de 821 kilómetros en total y el viaje dura 18 horas y 28 minutos mientras se atraviesa la estepa patagónica. 

Steve comparte sus aventuras y te da información útil para tus viajes en su Instagram: @sthevacosta.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios