En Puerto Madryn las ballenas se acercan a los turistas: así es esta excursión inolvidable

 Video: un grupo de visitantes salió en un paseo embarcado desde Puerto Pirámides y una ballena y su bebé se acercaron para dejarles un hermoso recuerdo en esta excursión que atrae a tantos turistas en la costa de Chubut. Toda la info para ir.

Las ballenas francas australes a metros de la embarcación en Puerto Madryn en la costa de Chubut, en este tesoro natural de la Patagonia. Foto: Maxi Jonas.

Son las 8.30 en Puerto Madryn. Una trafic nos recoge a cada uno de los viajeros por su hospedaje para emprender la travesía. Durante el viaje, Cecilia nos relata la historia de la ciudad y detalles sobre el recorrido. Nos dirigimos a Península Valdés, el lugar elegido cada año por las ballenas francas para la reproducción y la cría. Pero antes, hacemos una parada en el Centro de Interpretación del Istmo Carlos Ameghino. Ubicado en la puerta de entrada de la Península Valdés aporta a los turistas la información que se necesita para comprender la vida de la reserva natural. Alrededor de las 10.30 llegamos a Puerto Pirámides y comenzamos a prepararnos para el avistaje.


El guía comparte con nosotros algunas recomendaciones y hace hincapié en lo esencial: hablar en voz moderada y caminar con cautela, creando así un ambiente propicio para el acercamiento de las ballenas.
Nos acercamos a la hora de embarcar y los guías nos acercan salvavidas, somos alrededor de 30 y nos dividiremos en dos embarcaciones, así que la tarea nos lleva varios minutos.


Subimos a la embarcación, donde aprendemos la importancia del equilibrio en estas travesías. Coordinamos con nuestros compañeros que están sentados en los laterales del barco para asegurarnos de obtener la mejor visibilidad posible. Navegaríamos en busca de un espectáculo único en el mar.

Ya en el agua, las olas chocan contra la embarcación, y el oleaje hace que algunos de nosotros se sientan un poco mareados. Pero nada de eso importa ahora, estamos ansiosos por lo que viene a continuación. Y entonces llega el momento que estábamos esperando. La avistamos: ‘La Renga’ nada a unos pocos metros de distancia, tranquila y majestuosa.

A metros de la embarcación: una experiencia única con las ballenas. Foto: Ente de Turismo de Puerto Madryn.


Diego, el guía ballenero a bordo, nos cuenta que recibió su nombre debido a su nado peculiar. A lo largo de varios avistajes, los expertos notaron que nadaba de manera diferente a las demás ballenas. En lugar de nadar de forma vertical, ‘La Renga’’ se desliza de costado, lo que la hace fácil de identificar entre las demás ballenas francas. Junto a ella, su cría se mueve sin despegarse, como si estuviera unida por un lazo invisible.

La excursión duró alrededor de 90 minutos que pasaron volando, como si apenas hubieran sido unos instantes. En ese tiempo, ‘La Renga’ nos regaló vistas únicas. Tras cada respiración, elevaba su impresionante cola y los turistas a bordo, no descansamos los ojos ante el espectáculo. «Más cerca no podemos estar», es una de las frases que se escuchan. Estamos al final de la temporada. Nos sentimos afortunados de haber presenciado este espectáculo marino tan impresionante.

Piruetas gigantes en el mar. Foto: Maxi Jonas.


Sabemos que las ballenas pronto emigrarán y que tendremos que esperar hasta el próximo junio para volver a verlas en estas aguas. La experiencia de estar tan cerca de ‘La Renga’ y su cría, y presenciar su comportamiento en su hábitat natural, nos dejó una profunda impresión. Fue un recordatorio de lo frágil y hermoso que es el equilibrio de la naturaleza, y de la importancia de proteger a estas majestuosas criaturas marinas para que las generaciones futuras también puedan disfrutar de su belleza.


«A veces ellas se acercan a nosotros: es un privilegio estar acá»

Primer plano. Curiosas y amistosas, las ballenas a centímetros de las embarcaciones. Foto: Ente de Turismo de Puerto Madryn.

Tras regresar a Puerto Pirámides, Diego Moreno, guía ballenero, compartía sus impresiones: “Lo que más impacta de los avistajes es estar en su propio hábitat. Estos grandes cetáceos han elegido nuestras aguas para poder realizar una de las actividades más importantes en sus vidas: tener a sus crías, procrear, destetar. Hay veces que se cambian los roles y es lo mejor que nos puede pasar. En un momento fueron ellas las que se acercaron a nosotros. Me da la sensación que las mamás son orgullosas y nos vienen a mostrar a su tesoro más preciado, que son los bebitos. El hecho de poder compartir con ellas y conocerlas cada vez más es un orgullo, un privilegio estar acá”.

Clic. Un recuerdo inolvidable. Foto: Ente de Turismo de Puerto Madryn.


Cerca del guía, una viajera decía minutos más tarde: “Nos tocó un día óptimo, casi sin viento. Tuve un poco de prejuicio, quizá por todo lo que me dijeron del viento, de la sacudida, pero no hubo nada de eso. La experiencia fue hermosa. Siempre escuché hablar de las ballenas. Vine acá, mucho más joven, con mis hijos chiquitos, pero no hice el paseo. Y ahora volví con los hijos ya padres y probé. La verdad: es diferente, incomparable”.

Luego de la travesía, otra viajera contaba sus sensaciones: “Fue maravilloso. Nunca pensé que se iba a poder ver tan bien a las ballenas en su hábitat. Es un espectáculo, es la naturaleza ahí, viviente y emocionante. Esa es la descripción que se me despierta: pura emoción y admiración«.

Las embarcaciones parten desde Puerto Madryn.

La despedida es de una turista de 7 años: “ Fue hermoso. fue mágico ver ver a las ballenas. Era fantástico. Tenía unas ganas de tirarme a nadar con ellas…”


Precios de excursiones, alojamientos y comidas en Puerto Madryn

Avistaje de Ballenas: (1/09 al 31/12) $46.000 mayores y 23.000 menores. Yellow Submarine $92.000 mayores y $46.000 menores.

Avistaje Delfín Patagónico: $36.000 (mayores) $ 18.000 (menores)

Buceo: bautismo, $55.000, snorkeling con lobos $61.000 , bucear con lobos, $100.000

Entradas Áreas Naturales Protegidas: * ANP Península Valdés: extranjeros, $7200 / $ 3600 (menores), nacionales: $ 3100 / $1550 * ANP Punta Tombo: extranjeros: $5400 / $ 2700 (menores), nacionales: $ 2200 / $1200. * ANP Punta Loma y ANP Doradillo: sin costo.

En El Doradillo, a 15 km de Madryn (hay que dar un rodeo por las obras para asfaltar) las ballenas se pueden ver desde la costa por la abrupta pendiente. Ideal para ir con la reposera y el mate. Maxi Jonas.


Para comer. Un desayuno o merienda desde $ 2.200. Hamburguesa con papas fritas y bebida desde $2.500, sandwich de milanesa o lomito pollo, $3.900; pizza grande/2 pinta cerveza $6.200, picada de mariscos para 2 personas $10.500, parrillada para 2 personas $12.000.

Para dormir: Hoteles 1* desde $12.000. Hoteles 4* desde $63.000. Hosterías de 3* desde $22.000. Apart hotel de 3* desde $29.000. Cabañas desde $ 20.000. Complejos $ 25.000. Hostels desde $17.000 (Hab. Privada) / $10.000 (dormis). Para conseguir estos precios se recomienda planificar con tiempo, porque los más bajos, son los primeros que se agotan.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios