Solos en el paraíso: épico trekking a los pozones escondidos del río Azul en El Bolsón

Era la primera experiencia de Caro y sus amigos en un campamento en la cordillera y no podrían haber elegido un lugar mejor: los senderos de montaña en la Comarca Andina. En el camino, encontraron un lugar increíble a metros de un camping. Mirá...

Maravilla de la Patagonia. Fotos: Federico Magri / El Bolsón Trekking.

Era la primera vez que Carolina y su grupo de amigos elegían ir de campamento a la montaña. El lugar elegido en El Bolsón no podía ser mejor: las maravillas cercanas al río Azul, esa joya de la Patagonia que nace en la Cordillera de los Andes y atraviesa la Comarca Andina en su recorrido hasta desembocar en el lago Puelo tras 40 kilómetros de naturaleza pura.


Eligieron como primer destino el refugio Casa de Campo, ubicado cerca de la naciente del río. Allí pasaron la primera parte de la aventura.

En el trekking de ida, se cruzaron con Julio, el dueño del camping Los Pozones, que les comentó que estaría bueno que pasaran a la vuelta, que había unos lugares increíbles en los que el río corría encajonado entre altos paredones y que podían disfrutar de tres pozones alucinantes que pocos conocían.


Eso hicieron. Llegaron tarde y agotados, así que armaron las carpas con el plan de descansar. Pero en aquellos campamentos de bautismo no habían llevado todo lo necesario y Julio se encargó de resolverles los problemas. “Ahí nos dimos cuenta de que nos faltaba de todo. Nos reayudaron para cocinar, nos dieron una mano gigante”, recuerda ella.


Solos en el paraíso


A la mañana siguiente, un espectáculo natural extraordinario los esperaba. Caminaron unos metros hasta la orilla del río que proviene de los glaciares de la cordillera, de ese azul tan profundo que a veces vira al verde esmeralda y que se hace cristalino a medida que te acercás. Se instalaron sobre una piedra a tomar unos mates. Primera sorpresa: estaban en un paraíso. Segunda sorpresa: estaban solos. Apenas había una pareja.

Inolvidable. El chapuzón de Carolina en el río Azul.


“La vista era increíble y teníamos toda esa maravilla para nosotros”, recuerda Carolina. El sol pegaba lindo y al rato les dio ganas de un chapuzón. Y se tiraron desde la piedra. “Estaba congeladísimo, pero fue hermoso igual”, dice. Y agrega: “Pasamos toda la tarde ahí, no me lo olvido más”.


Bienvenidos al camping

El camping Los Pozones, rodeado de árboles.

Estos tesoros escondidos de la Patagonia están a pasos del camping Los Pozones, que funciona desde hace apenas seis años y que esta temporada abrirá el miércoles 20 de diciembre.

La ubicación es estratégica: está una hora y cuarto antes del famoso Cajón del Azul que se abarrota de visitantes cada verano. Y para llegar al refugio La Playita hay entre 30 y 45 minutos más de caminata desde Los Pozones. “Somos el primer camping y por eso en general hacen base en nuestro lugar y de ahí recorren sin peso”, explica Julio.


Un dato importante es que Los Pozones no recibe visitantes por el día, solo a los que acampan. “Queremos promocionar la cordillera pero no llegar a saturar nuestro lugar. Es un camping familiar. Y lo trabajamos en familia”, explica Julio, que comparte codo a codo los trabajos de cada día con su esposa Liliana y con sus hijos.

Julio recibe a los visitantes, muestra las instalaciones y los tres pozones cercanos, un deslumbrante recorrido del verde al azul. Son tan lindos que sorprenden incluso a los residentes y a los expertos en los mejores lugares del río, como explica Federico Magri de El Bolsón Trekking.


¿Qué ofrece el camping? Ducha, electricidad de 18 hs a 24 horas, un espacio para que puedas cocinar a gas, baño y proveeduría con los insumos básicos. Solo se llega caminando o en bici. Desde la chacra de Warthon (a 17 kilómetros del centro de El Bolsón) comenzás un trekking de una hora y media, máximo dos. “Va a depender del peso de la mochila y el ritmo de marcha de cada uno”, dice Julio.

Liliana, Julio y sus hijos. La familia recibe a los turistas en el camping.

De paseo a caballo. Detrás, el parador que montaron para atender a los turistas.

Cada vez que puede recuerda a los turistas que antes de subir a la montaña tienen que registrarse en la página de Anprale (Área Natural Protegida Río Azul – Lago Escondido), avisar a familiares dónde van a ir y saber que no hay señal de celular.

¿Cuánto cuesta? En diciembre el costo es de $4000 por persona por día. “El precio para el 2024 todavía no sabemos”, señala Julio. También tienen un parador con bebidas frías, snacks, pan caseros y las tortas fritas que tienen la fama de ser las mejores de la Comarca Andina.


De criar animales a atender turistas

Julio cuenta ahora la historia que comenzó cuando sus padres compraron en 1972 el campo que era utilizado para la veranada de los animales.

“Hace unos años decidimos armar un puesto y el camping lo abrimos hace seis, ya que la montaña estaba muy promocionada y se decidió a cambiar de actividad, nos vimos obligados. En el verano se nos venía un malón de gente y se nos complicaba mucho seguir con los animales, moverlos era muy difícil”, relata.


“Calculá, un día te despertás y tenés 30 mochileros en el patio de tu casa que no sabés de donde salieron, que no tenían dónde dejar dejan la basura . Tuvimos que adaptarnos como pudimos, reformar la casa, convertirla en un refugio, armar un parador, tener algo para darle de comer a los turistas que caminan cuatro o cinco horas sin comida. Todos los pobladores de la zona tuvimos que adaptarnos”, agrega.

El increíble lugar del río Azul donde estuvieron. Fotos: Federico Magri.

“Un recuerdo que tengo es que mi padre, que en paz descanse, nos decía que cuidemos este lugar ya que algún día trabajaríamos con turismo. Y mirá que visionario el viejo, no le erró. Somos nacidos y criados en Mallín Ahogado y hoy estamos orgullosos de nuestro lugar, lo podemos cuidar y cumplir el sueño de mis padres”.


Cómo llegar a este paraíso en el río Azul

Lo primero es pasar por la Oficina de turismo de El Bolsón, que está enfrente de la Plaza Pagano. Allí te darán todas las explicaciones para ir en colectivo o en auto hacia al estacionamiento desde donde comienza el sendero y te pedirán que te registres en la pagina web del ANPRALE. Esto es una medida de seguridad en caso de que ocurra algún problema durante el trekking, o algún familiar necesite saber para qué lugar hiciste tu salida.

La Chacra de Wharton está a 17 km del centro de El Bolsón. El viaje hasta ahí es en su mayoría por camino asfaltado, excepto los últimos 2 km que son de camino de tierra (en buen estado).

Una vez allí, podés dejar tu coche en un estacionamiento pago de los dos que hay, para luego comenzar la caminata. Si te movés en vehículo, desde El Bolsón, toma la ruta 40 dirección norte como saliendo hacia Bariloche.

Después de pasar el puesto de control policial, se abre a la izquierda el camino que conduce a Mallín Ahogado. Siguiendo por esta calle principal, en unos 8 kilómetros verás el cartel indicador a Wharton, donde deberás girar a la izquierda.

Al final de ese camino, llegarás al cruce de la familia Wharton, donde podrás estacionar tu auto para comenzar el trekking.

Si no tenés vehículo, no te preocupes. Desde El Bolsón, podés tomar en la plaza Pagano el transporte La Golondrina cartel “a Wharton”, la parada es justo en el cruce.

No tenés que preocuparte por perderte, ya que el camino está bien marcado y señalizado con carteles. Poco después de comenzar a caminar, encontrarás una bajada empinada que es la parte más difícil del regreso.

Después de descender unos 40 minutos caminando, llegarás a la confluencia, ahí encontrarás un lugar llamado The Gaucho Beer, que ofrece comidas y bebidas que se sirven en mesas de madera al lado del río.

Desde allí, el sendero te llevará a dos pasarelas: la primera del Río Blanco y la segunda del Río Azul. Después de eso, empieza la verdadera aventura.

Una vez allí, la caminata comienza. Es un sendero de montaña de unos 5 kilómetros. Aunque el trekking es corto, es importante llevar ropa adecuada, calzado cómodo y agua suficiente.

Aunque es un camino de montaña, no es particularmente difícil, aunque puede ser un poco cansador. Sin embargo, te aseguro que la belleza del lugar te motivará a seguir adelante.


Lo que hay que saber para ir

Antes de iniciar la caminata, asegurate de registrarte en la web del ANPRALE ya que no hay señal de celular en el lugar. Y no te olvides de llevar tu teléfono para sacar fotos.

* También es fundamental llevar una botella de agua para mantenerte hidratado/a, protector solar, lentes de sol y calzado cómodo.

* El agua es muy fría porque es de deshielo, pero los valientes pueden llevar traje de baño para disfrutar de los pozones.

* Prestá atención a las señalizaciones y no salgas de los senderos.

No hagas fuego y no lleves parlantes, recordá que es de mal gusto hacerle escuchar tu música a los demás.

Respetá la fauna y flora del lugar: no arranques flores ni plantas, dejalas donde las encontraste para que todos podamos disfrutar de ellas.

Más info: https://elbolsontrekking.com/


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora