Vuelven a la carga con el servicio penitenciario neuquino

Los diputados del Frente Grande y de la Unión Cívica Radical Raúl Podestá y Alejandro Vidal insistieron en que se trate la creación de un cuerpo especial para custodiar los sitios de reclusión.



La cárcel U11 se encuentra ubicada en la zona del Parque Industrial.

La cárcel U11 se encuentra ubicada en la zona del Parque Industrial.

Neuquén carece de un servicio penitenciario provincial. Si bien hubo propuestas para su creación, ninguna logró consenso en la Legislatura. Este año dos diputados de la oposición volvieron a insistir con el proyecto de ley.

Actualmente son los agentes de la policía provincial los que cumplen la función de guardiacárceles en las unidades de detención. Están dentro de la estructura de la fuerza de seguridad. La iniciativa presentada por los legisladores Raúl Podestá (Frente Grande) y Alejandro Vidal (Unión Cívica Radical) plantea la puesta en marcha de un sistema que dependa de una autoridad civil, con personal capacitado. Se define no sólo las normas de trato, sino que determina como se desarrollarán los ámbitos de trabajo, educación y la asistencia médica de las personas privadas de la libertad.


Las propuestas de creación de un servicio penitenciario provincial anteriores a estas nunca prosperaron. Todas fueron archivadas

“De alguna manera estamos poniéndole el último eslabón de la cadena del sistema procesal penal, luego de haber sancionado un Código Procesal considerado modelo en el país. La creación de este servicio penitenciario viene a cerrar el proceso respecto al cumplimiento de la pena”, afirmaron los diputados.

El proyecto hace especial hincapié en el plantel. “Lamentablemente la condición del personal penitenciario es muy baja en la mayoría de los países. Se presta poca atención a la calidad de los procesos de selección y a la capacitación del personal. La gran mayoría de los miembros de ese personal no está allí porque ha deseado hacer carrera en el servicio penitenciario, sino que puede tratarse de antiguo personal militar, personas que no han podido encontrar otro trabajo, policías castigados etc. Los salarios son muy bajos por lo general, lo que alimenta la insatisfacción y las prácticas corruptas”, señalaron en los fundamentos.

Esta iniciativa se emparenta con otra que también ha sido históricamente archivada: la creación de un comité provincial contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. La función que le compete es realizar visitas de inspección a los lugares de detención, ya sea cárceles, comisarías, o cualquier lugar dónde haya personas privadas de su libertad, con carácter periódico o extraordinario, sin aviso previo, con acceso irrestricto a todo el espacio edilicio o instalaciones de los mismos.

En cuanto al trato que se le brinda a los presos, en mayo de 2010 hubo un fallo bisagra en la materia. Seis policías fueron condenados por severidades y vejaciones agravadas en el contexto de una violenta represión ocurrida en abril de 2004 en la U11. Un interno que declaró como testigo fue asesinado en el penal en mayo de 2012. Su nombre era Cristian Ibazeta. Hasta el momento no se pudo determinar la autoría del crimen.


Diferencias con el sistema actual

En Neuquén los agentes de la policía provincial son los que cumplen funciones como guardiacárceles. Forman parte de la estructura de la fuerza de seguridad

Un servicio penitenciario, tal como propone el proyecto de ley, implica crear un organismo civil dependiente del ministerio de Seguridad con personal especialmente formado para la tarea


Comentarios


Vuelven a la carga con el servicio penitenciario neuquino