¿Y la tolerancia?




Un contrapunto especial se advirtió ayer entre el gobernador Saiz y Ana Piccinini después del duro informe de la defensora, el viernes en el mismo recinto.

Poco valieron los dichos frente a los hechos. El mensaje del gobernador acumuló una treintena de menciones de palabras como diálogo, consenso, concertación o tolerancia. Todo lo contrario a lo que pasó cuando se cruzó con la defensora del Pueblo.

Saiz bajaba del estrado y la funcionaria se retiraba. Se tocaron, pero se dieron la espalda.

La defensora había preferido un lugar poco visible pero, ante la insistencia de Protocolo, se ubicó entre los invitados. Optó por un lugar totalmente desierto.

Ambos se cruzaron sorpresivamente, pero ni se miraron. Saiz prefirió saludar al legislador Gatti y Piccinini se besó con Mendioroz.

Luego, en diálogo con la prensa, el mandatario pidió "paciencia" en relación a los dichos de la defensora. "Habrá que esperar el resultado de la Justicia. Las denuncias que ha formulado sobre algunos hechos son graves. Si la Justicia le da la razón, podremos calificar al informe de serio. Pero, si no se expide porque no le llegan las denuncias o porque no tiene razón, estaremos formando parte de un nuevo reality". (AV)


Comentarios


¿Y la tolerancia?