Bariloche duplicó su parque automotor en 10 años

La información con la que cuenta la comuna registra unos 70.000 vehículos entre residentes y turistas. Sin nuevas calles y con menos estacionamiento, ¿cuál es el plan del municipio?

12 ene 2017 - 20:07
Comparte esta noticia

El tránsito vehicular en Bariloche está al borde del colapso. Durante la última década el parque automotor creció un 47 por ciento y las problemáticas crecen en una ciudad que fue planificada hace 70 años.

Según los datos con los que cuenta la comuna, uno de cada tres barilochenses cuenta con algún tipo de rodado. Son 48.000 los vehículos registrados en Rentas de la Provincia, a los que se suman unos 4.200 que llegan desde Dina Huapi y alrededor de 15.000 aportados por los turistas que eligen esta región para descansar.

“La ciudad cambió muchísimo y hay que tener paciencia”, opinó Carlos Catini, asesor de la Subsecretaría de Tránsito y Transporte, sobre las complicaciones que generan las calles repletas de conductores.

Los datos históricos reflejan que en el 2000 la ciudad contaba con unos 90.000 habitantes y un parque automotor de 22.000 unidades, mientras que para el 2006 se anunciaban 115.000 residentes y unos 33.000 autos.

Catini dio a conocer que el diagnóstico vial con el que cuenta el municipio identificó tres problemáticas a resolver. Una de ellas es la falta de infraestructura vial ya que no existen alternativas a las calles existentes.

“La infraestructura vial es la misma de hace 70 años, con la diferencia de que antes las calles eran de tierra”, entendió sobre la ausencia de arterias que permitan evacuar arteras de intenso tráfico como es el caso de las avenidas Pioneros y Bustillo, Pasaje Gutiérrez, Elordi, Onelli, y Diagonal Capraro.

Las otras complicaciones que se presentan son los problemas de circulación, que se intentan solucionar con los últimos cambios presentados por el Ejecutivo, y la falta de estacionamiento.

El funcionario explicó que el centro solo cuenta con 1.300 lugares, en los que funciona el estacionamiento medido, y que solo pudieron “ganar” 250 lugares en la costanera. Un dato que resaltó es que el 70 por ciento de esos espacios son ocupados entre las 8 y las 8:45.

Catini descartó cualquier posibilidad de aplicar una restricción vial, lo consideró “inviable”, y se esperanzó en lograr un “muy buen servicio” de transporte público para desalentar el uso del auto particular.

Entre las decisiones para aminorar el impacto de la congestión vehicular, adelantó que el próximo mes ingresará un proyecto de ordenanza para aplicar cambios en los horarios de carga y descarga de mercadería. En la actualidad los camiones circulan por el centro hasta el mediodía, y con la nueva normativa deberán hacerlo entre las 22 y las 8 del día siguiente.

Estamos transitando el paso de pueblo a ciudad, algo que nos va a llevar unos 30 años”, aclaró el funcionario sobre un proceso que Bariloche atraviesa desde hace algún tiempo.

DeBariloche
DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección