“El anacronismo de adoptar al río cual cloaca receptora”

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Conscientes o no del daño que le habrían de provocar a la naturaleza del agua de los ríos, pero precisos de abastecer de energía eléctrica a los grandes centros de consumo, cincuenta años atrás decidieron construir distintas represas hidroenergéticas sobre los ríos Limay y Neuquén, por cuanto redujeron el caudal histórico de agua volcada del río Negro de 900 m³ a 300 m³ por segundo, y por tal, a lo largo de los años, el río perdió su capacidad natural de recuperación homeostática, el agua se eutrofizó, y así entonces hoy nuestro río Negro se encuentra podrido con algas.

Tal exiguo caudal, ahora previamente contaminada por el fracking de Vaca Muerta y la mina hidrotóxica de Andacollo en Neuquén, recibirá luego a lo largo de su curso los permisivos residuos agrotóxicos e industriales, la contaminación petrolera de la napa subterránea de Allen (la otrora “capital nacional de la pera”) y por fin captará los nutrientes de millones de litros de efluentes cloacales crudos impunemente volcados al río desde lo alto de la cuenca y hasta las ciudades de Viedma y Patagones.

Esto es el anacronismo de adoptar al río cual cloaca receptora de todo desecho humano, la burda e incongruente decisión oficial de priorizar la generación de energía eléctrica, gasífera, petrolera y metalífera antes que sostener y perdurar la vida del río.

El agua es al río lo que el aire a los pulmones, y la primera medida oficial que como sociedad debemos exigir a fin de recuperar su sanidad y vitalidad natural es la de incrementar el caudal mínimo de agua volcada por las represas de 300 m³ a
600 m³ por segundo, ni una gota menos, insalvable AIC.

Con el incremento del caudal de agua el río recuperará su cupo natural de oxígeno y así entonces su precisa respiración. Esto es priorizar la vida del río, nuestra vida, antes que resignar su putrefacción para la generación de energía abiótica. Esto es razonar y obrar en consecuencia a fin de comprender que el agua es de y para la vida, y no más...

Elvio Mendioroz

DNI 8.213.861

“Hay que incrementar el caudal mínimo de agua volcada por las represas de 300 m³ a 600 m³ por segundo, ni una gota menos, insalvable AIC”.
Carmen de Patagones

Últimas noticias de ésta sección