Promulgada en marzo de este año por el gobierno nacional, la norma es una herramienta para reducir la burocracia, mejorar el acceso al crédito e involucrar a las provincias en ese cometido.

25 ago 2017 - 17:20
Comparte esta noticia

Una gran cantidad de personas participó de la charla abierta que se realizó la semana pasada en Cipolletti, con el objetivo de conocer los detalles la ley de emprendedores que se promulgó este año en el país.

La actividad fue organizada por la consultora Nodo Argentina y contó con la disertación del abogado y director de Políticas Públicas de ASEA (Asociación de Emprendedores de la Argentina), Manuel Tanoira.

“La ley es una herramienta más, con la que van a contar los emprendedores del país para poder cumplir sus sueños y empezar a cumplir proyectos”, remarcó Tanoira.

La ley de apoyo a la actividad emprendedora se promulgó en marzo de este año. La normativa habilita la reducción de los plazos administrativos para constituir una empresa, permitiendo la obtención del CUIT o CDI y la apertura de una cuenta bancaria en 24 horas, entre otros beneficios.

La normativa apunta a dos problemas fundamentales que enfrentan los emprendedores a la hora de iniciar un negocio; uno de ellos es “el alto nivel de burocracia” y el otro es “la falta de capital”. Para sobrellevar estos dos aspectos, la ley propone tres instrumentos: el beneficio fiscal para inversores, la creación del Fondo Nacional para el Desarrollo del Capital Emprendedor (Fondce) y el financiamiento colectivo.

La jornada se desarrolló el jueves por la tarde, en Cipolletti, y contó con el acompañamiento del director de Nodo Argentina e integrante del Ecosistema Emprendedor del Alto Valle, Andrés Tejeda.

El proyecto, explicó Tanoira, comenzaron a trabajarlo hace unos cuatro años y se dio en colaboración con el ecosistema emprendedor y el gobierno.

Con respecto a su funcionamiento en Río Negro, el especialista explicó que el registro público de comercio está delegado a cada una de las provincias. Es por eso que cada una de ellas tiene que adherirse y reglamentar cómo va a hacer para hacer funcionar el sistema de Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS), es decir el nuevo tipo societario creado en la Ley de Emprendedores.

Según detalló, algunas provincias ya están avanzadas en esto como Buenos Aires, Córdoba y Corrientes.

“Antes la gente no se tiraba a cumplir sus sueños porque no había una plataforma para poder lanzarse. Esta ley pone el marco para que esa plataforma se expanda a nivel nacional, que permite a las provincias poder empujar el emprendedurismo dentro de sus propios espacios”, remarcó.

Desde la constitución societaria hasta la posibilidad de obtener un CUIT o abrir una cuenta bancaria, muchas veces son verdaderas trabas.
Los principales beneficios
Se crea la empresa en un día: a través de internet y con menos costos.
Más financiamiento para los proyectos: a través de fondos de inversión, aceleradoras, financiamiento colectivo y de beneficios impositivos para los inversores.
Créditos: préstamos a tasa 0% para un nuevo proyecto.