¿Y dónde está el ajuste?

21 abr 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La izquierda radicalizada y el kirchnerismo acusan a Mauricio Macri de ser un “ajustador” del sector público, mientras que economistas liberales le reclaman una reducción del gasto estatal como único remedio efectivo para bajar drásticamente la inflación. Está claro que alguno de los sectores críticos del actual presidente se equivoca.

Es bueno, entonces, repasar algunas cifras que hacen a la dimensión del sector público. Una de ellas, la de la plantilla de agentes, guardada hasta ahora bajo siete llaves, muestra que de los 135.000 empleados incorporados por los Kirchner (+50,75%) durante el 2016 sólo pudieron darse de baja apenas 10.000
(-2,62%).

Como además del pago de jubilaciones y pensiones la principal erogación de fondos nacionales son justamente los salarios, los datos que se le acaban de brindar oficialmente al Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal) demuestran que el actual gobierno está muy lejos de implementar un ajuste estatal.

Ante la falta del dato en el Presupuesto Nacional 2017 aprobado en diciembre en el Congreso, el último lunes el Ministerio de Hacienda respondió muy formal, aunque parcialmente, a un pedido que reclamaba esa información que, anteriormente, también estaba disponible en internet, sobre los Recursos Humanos en la Administración Pública. Cosas de los pliegues burocráticos, la Dirección de Información Ciudadana y Seguimiento Parlamentario informó sucintamente a Cadal que le había dado intervención a la Oficina Nacional de Presupuesto, dependiente del Ministerio de Hacienda, para atender la solicitud formulada, y anexó un informe de una página y media del que surge que el total de recursos humanos en el Presupuesto Nacional 2017 es de 390.742 agentes, compuesto por 376.120 en planta permanente y 14.622 en planta temporaria.

Se podría especular políticamente sobre si hubo salida de muchos empleados que venían de antes o si fueron reemplazados por allegados al Pro, pero para hacer un análisis sobre el ajuste no es lo relevante. Lo que está claro en este aspecto es que dicha cifra total representa tan sólo unos 10.520 empleados menos que los 401.262 que dejó Cristina Fernández, reflejados en el Presupuesto 2016.

Hay que recordar que en el 2003 el presidente Néstor Kirchner recibió 266.165 empleados y le dejó a su esposa y sucesora en la Casa Rosada 303.947 agentes anotados en el Presupuesto de 2008. Por su parte, en sus ocho años de gobierno, Cristina aumentó irresponsablemente la plantilla de empleados públicos en casi 100.000 nuevos agentes. En total, las dos administraciones kirchneristas incorporaron, en sus 12 años y medio de gobierno, 135.097 empleados estatales.

Como dato insólito para un gobierno que se ufana con la transparencia y pregona las bondades de estar conectado, hasta el 2016 la información de la evolución de los recursos humanos en el Estado nacional estuvo disponible en internet, año tras año desde el 2001, por lo cual el incremento no pudo haber sorprendido al nuevo gobierno que siempre se jactó también de sus equipos técnicos.

De todas maneras, es políticamente entendible que con el escaso margen con que Macri ganó las elecciones en el 2015 y por el temor a las protestas en las calles su gobierno no esté dispuesto por ahora a realizar un recorte importante en la plantilla de empleados públicos.

Aparte, llama la atención el aumento de empleados en ámbitos tan históricamente cuestionados como es el Poder Legislativo Nacional, donde se sumaron desde el 2016 al 2017 unos 683 empleados, entre ellos 369 en la Cámara de Diputados, 117 en la Biblioteca y 64 en la innecesaria imprenta. Y en el Senado de la Nación, donde apenas asumida Gabriela Michetti como vicepresidente de la Nación se anunció el despido de cerca de dos mil empleados, de acuerdo a los datos publicados por la Oficina Nacional de Presupuesto, el personal sólo se redujo en 241 agentes. Hay que tener en cuenta que su antecesor, Amado Boudou, recibió 3.539 empleados y los llevó a 6.020 superando, por primera vez en la historia del Poder Legislativo, la cantidad de personal que tiene la Cámara de Diputados.

Finalmente, desde el Ministerio de Modernización se reconoció que no se habían publicado los datos de Recursos Humanos 2017, pero se anunció que “pronto” se incorporará más información que los años anteriores.

Allí anticipan que, además de los cargos de planta permanente y temporaria, se incluirá la cantidad de personal contratado por jurisdicción, lo que permitirá conocer el número real de empleados públicos.

*Titular del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América latina (Cadal)

En total, las dos administraciones kirchneristas incorporaron, en sus
12 años y medio de gobierno,
135.097 empleados estatales.
Llama la atención el aumento de empleados en ámbitos tan cuestionados como es el Poder Legislativo, donde se sumaron desde el 2016 al 2017 unos 683 empleados.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección