Informáticos proponen una alternativa al voto electrónico

Gu-Kena se llama el centro de cómputos descentralizado que fue estrenado en las elecciones universitarias, aplicable –dicen– a cualquier escala.

Se sigue con la boleta papel y el presidente de mesa debe cargar los resultados en computadora. La propuesta es una opción entre los dos sistemas.

Comparte esta noticia

Con el objetivo de tomar lo mejor de los dos mundos, lo tradicional y lo tecnológico, la Facultad de Informática de la Universidad Nacional del Comahue desarrolló un software que permite cargar actas electorales para conocer resultados provisorios en tiempo real, sin dejar de lado el voto en papel.

El “centro de cómputos descentralizado” Gu-Kena fue estrenado en las últimas elecciones de la casa de estudios y aseguran que es aplicable a cualquier escala, como alternativa al voto electrónico.

“La idea es que quien cargue la información en el sistema sea la primera persona que se encuentra con el dato, es decir, la autoridad de mesa. En vez de tener un centro de cómputos a donde lleguen los telegramas y que se arme un cuello de botella, directamente termina el escrutinio, hacen el acta y lo cargan al software. Propusimos un método tradicional con boleta de papel y conteo manual”, explicó Pablo Kogan, director del proyecto y licenciado en Ciencias de la Computación.

Provisorio y definitivo

Aseguró que el método permitió reducir “notablemente” la diferencia entre el recuento provisorio y el definitivo, al igual que los tiempos para conocer los resultados. Sólo hubo algunos errores en votos blancos, en una mesa sobre 86.

¿Qué necesita para funcionar? El desarrollo del software –en la facultad demandó alrededor de dos meses– y computadoras o tablets con conexión a internet para que las autoridades de mesa, en lugar de llenar un telegrama, carguen los resultados del acta en el formulario digital.

“Con una boleta única de papel y un sistema descentralizado de carga tendríamos las mismas ventajas que se promueven con el voto electrónico”, aseguró Kogan.

En la misma línea opinó el decano de la Facultad de Informática, Claudio Vaucheret. “Cuando nos propusieron mejorar el sistema decidimos hacer esto y no avanzar sobre el proceso de la emisión del voto. Estamos convencidos de que asegurar un sistema fiscalizable sería tremendamente costoso, muy complicado y aún así ningún profesional podría comprobar que un sistema es no vulnerable. Sí podemos ayudar desde la informática a que la carga sea más eficiente y más rápida”, agregó.

Debate legislativo

En la Legislatura provincial es inminente la discusión de la reforma política, que promueve la sustitución de las boletas partidarias de papel por la boleta electrónica.

Para ambos expertos, este tipo de sistemas traen más problemas que ventajas: arriesgan el secreto del voto, son más caros, hacen más difícil la fiscalización y multiplican los riesgos de boicot.

“Poner en riesgo el secreto del voto es volver a antes de la ley Saenz Peña. Atrasa. La dificultad de estos sistemas de votación es que buscan resultados contrapuestos: que sea secreto es opuesto a asegurar la integridad del voto”, definió Vaucheret, ya que los chips de las boletas poseen nomencladores para asegurar que no puedan contarse dos veces.

“Una boleta numerada se puede asociar al momento en que alguien votó”, alertó el decano en referencia al sistema.

“Con el sistema de voto electrónico la fiscalización es más difícil que antes. Se avanza en la dirección contraria a la que se busca”.
Claudio Vaucheret, decano de la Facultad de Informática.
La experiencia
de una elección
Informáticos proponen una alternativa al voto electrónico

• 13 millones de pesos costó la elección municipal del 2015 con boleta electrónica (un millón más que la provincial).

MSA fue la empresa que proveyó las máquinas a la capital neuquina. Fue la única que concursó en la licitación.

•“Trasnochado” le dijo Marcelo Bermúdez al decano Claudio Vaucheret por haber cuestionado el voto electrónico.

Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.