Weretilneck se defiende ante la denuncia del relevamiento indígena

El gobernador acusó a que la tarea no se hizo por “inconvenientes internos” y lo vinculó a La Cámpora y al Movimiento Evita.

06 dic 2017 - 13:16
Comparte esta noticia

Las dilaciones en el relevamiento de comunidades indígenas de Río Negro y el desvío de fondos denunciado por este diario, fueron justificados por el gobernador Alberto Weretilneck quien aseguró que la paralización de la tarea encomendada por la ley 26.160 fue por “inconvenientes internos con sectores de las comunidades vinculados a La Cámpora y al Movimiento Evita”.

“Río Negro” dio a conocer esta semana que existieron irregularidades en la misión de relevar las comunidades indígenas en la provincia sumados a un dispendio y desvío de fondos y esa revelación derivó en una denuncia en la Justicia Federal y una causa en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

Según reveló este diario, la última remesa de fondos otorgada a Río Negro (2.248.596 pesos) fue destinada en 2013 a la contratación de tres agentes y a la compra de tres camionetas pero esa etapa del censo nunca se realizó y los bienes y el personal fueron asignados a otras funciones.

Te puede interesar: Millones gastados y ningún resultado en la cuestión territorial indígena

Consultado en Bariloche, Weretilneck dio su versión de la tramitación del relevamiento y relató que “recibimos 2,5 millones de pesos 3 años atrás, se invirtieron 2,2 millones de pesos en vehículos, personal y después hubo inconvenientes con sectores de las comunidades vinculados a La Cámpora y al Movimiento Evita por lo que no hubo manera de encontrar consenso para hacer el relevamiento”.

El gobernador insistió que el dinero que no se utilizó (unos 300.000 pesos) “está depositado sin ningún uso”.

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, que acompañó a Weretilneck en su viista a Bariloche, puntualizó además que la paralización del relevamiento después de realizar un 50% del censo, se debió a “una puja interna” que se dio entre agrupaciones que integraban el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y quienes tenían vínculo con las comunidades.

“Después de esa puja vino el nuevo gobierno con autoridades nuevas en el INAI, vinieron a recorrer comunidades y no pasó nada. Ahora nos enteramos que hay otra persona como titular del INAI que no conocemos ni se presentó”, indicó Di Giácomo a este diario.

El ministro enfatizó que el relevamiento realizado parcialmente fue encabezado por el Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas (Codeci) que tiene una conformación en la que el Estado es minoría (3 representantes por los pueblos indígenas y 2 por el gobierno).

Para Weretilneck la ley de relevamiento de comunidades indígenas, que fue prorrogada meses atrás, “va a seguir generando conflictos porque va a haber ocupaciones nuevas y se van a profundizar las que están”. El mandatario aludió que se debería “reglamentar el artículo 75, darle otro enfoque y tratar de resolver los problemas más rápido”.

DeBariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.