$ 77.500 de condena por uso ilegal de software

Un juez de primera instancia ordenó a los dueños de un hotel cinco estrellas de Bariloche indemnizar a Microsoft porque usaban sus programas "pirateados".



#

Según Microsoft, el uso de programas sin licencia alcanza el 75% en Argentina.

SAN CARLOS DEL BARILOCHE (AB).- El juez en lo Civil y Comercial Carlos Cuéllar condenó al hotel Panamericano de esta ciudad a pagar una indemnización de 77.500 pesos más un interés del 18 por ciento anual a la empresa Microsoft, por la presunta utilización “pirata” de sus programas de computación, en una decisión que ya fue apelada por la empresa demandada.

El magistrado pudo establecer, al menos provisoriamente, que la empresa propietaria del hotel, Panatel SA, tenía instalados en 20 de sus 49 computadoras al menos 43 productos de software “sin las licencias” respectivas, con un mismo número identifica torio, al parecer ilegalmente reproducidos e instalados desde un mismo CD. También se determinó que habría números apócrifos, presuntamente creados para burlar los medios de seguridad de los productos originales.

Los representantes de la Microsoft Corporation promovieron una demanda por el equivalente a 24.335 dólares en concepto de daños y perjuicios, más intereses y costas, afirmando que el Panamericano utilizaba su software con propósitos comerciales y sin las respectivas licencias, en violación de su derecho de explotación exclusiva.

En su presentación denunciaron que en Argentina la piratería de sus productos “alcanza al 75 por ciento”, que durante el año 2000 advirtieron sobre el uso del software ilegal, invitaron a los usuarios a regularizar la situación y ofrecieron facilidades para la compra.

La empresa hotelera Panatel SA rechazó los términos de la demanda asegurando que posee las licencias de los productos denunciados y alegando que no pudo exhibirlos cuando realizaron la constatación porque esos documentos estaban en Buenos Aires. Agregó que adquirió las computadoras por el sistema leasing y que la empresa vendedora le garantizó la legalidad del software preinstalado en los artefactos.

Pero el juez Cuéllar consideró que la empresa demandada “no usó de sus derechos sino que abusó de los mismos” como consumidora de software, y ocasionó a Microsoft una pérdida de ingresos en concepto de derechos intelectuales.

En su conclusión, el juez de primera instancia recordó la metáfora que a su juicio dijera con acierto el perito informático, al consignar que Panatel SA “intentó cubrir ovejas con vacas”, y entendió que la demandada no pudo demostrar que estaba debidamente “cubierta por las licencias técnica y legalmente debidas”.

Al aceptar la demanda, casi por el mismo monto solicitado por los abogados de la multinacional Microsoft, el magistrado sentenció que “quien viola a sabiendas los derechos intelectuales debe fatalmente responder de manera calificada y cualificada por esa sola circunstancia de hecho. Tiene sentido que haya, pues, un plus respecto de la mera reparación del lucro cesante”.


Comentarios


$ 77.500 de condena por uso ilegal de software