A la hora de invertir, lo que reina es la incertidumbre

Plazos más cortos, atención a la liquidez y estrategias de cobertura. Es lo que recomiendan los operadores de mercado en un contexto signado por la crisis y el año electoral.



#

Riesgo. El temor al escenario 2019 determina gran parte de las estrategias en el 2019.

En el mundo de las finanzas, las certezas a la hora de invertir, se cotizan alto. Precisamente certezas, es lo que no abunda en Argentina de cara a un 2019 que amanece encorsetado entre la crisis económica y la coyuntura electoral, y que si algo puede prometer es un altísimo grado de incertidumbre. En términos económicos, porque nadie puede asegurar el éxito del programa monetario ortodoxo lanzado hace un mes y medio por el gobierno. En términos políticos, porque nadie se atreve a dar por hecho el triunfo electoral del oficialismo, y en caso que el Presidente Macri no logre ser reelecto, la incógnita es si el próximo gobierno respetará el marco establecido en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El punto en cuestión, es que sin el auxilio financiero del organismo multilateral, el riesgo de caer nuevamente en default se agiganta de cara a 2020 y 2021.

Cuando este contexto se traslada al ámbito de los inversores, la pregunta es ¿donde conviene colocar los fondos antes de fin de año? Naturalmente, no existe una respuesta única. Es necesario diferenciar entre los grandes jugadores del mercado, y los inversores minoristas. Los grandes fondos de inversión, en especial los extranjeros, ya hicieron su negocio en 2018 y en su mayoría, han optado por una estrategia de salida, deshaciéndose de los activos argentinos, aún si eso implica vender a pérdida, anticipándose al mencionado riesgo de default. El reflejo más patente de ello, es el ritmo que cobró esta semana el riesgo país, superando nuevamente la barrera de los 700 puntos básicos. También lo es la performance de los principales bonos soberanos argentinos que cotizan en dólares. Entre enero y diciembre, el Bonar 2022 D cayó un 16,9%, el Bonar 2027 D lo hizo un 25,48% y el Bonar 2037 D lo hizo un 36,4%.

Si en cambio el foco se pone en los pequeños y medianos inversores, o en quienes necesitan elaborar una estrategia de cobertura a mediano plazo por compromisos preasumidos, es necesario resaltar algunas premisas previas. En primer lugar, el escenario actual implica que todos los plazos se han acortado. En este contexto, un año es largo plazo y la liquidez es un elemento clave, que permite cambiar de rumbo rápidamente. En segundo lugar, posiblemente en varias de las alternativas más viables del menú de activos, el tren de la oportunidad ya se fue. Es el caso del dólar billete. Claramente quienes mantienen tenencias de divisas desde 2017, son los grandes ganadores de 2018, con una devaluación del 106% en lo que va del año.

Con una inflación que finalizará en 50% anual, cualquiera de las opciones perdió contra el nivel de precios este año. La alternativa más tradicional de todas, el plazo fijo, opera a noventa días con un premio del 43%. A la mencionada baja en los bonos soberanos, se suma el paupérrimo desempeño de las principales acciones argentinas que cotizan en New York. En 2018 Banco Macro cayó 61,33%, Pampa Energía lo hizo un 46,6%, YPF un 35,57% y Tenaris un 27,52%.

Con estos datos y de cara a 2019, los operadores de mercado reconocen que no existe una estrategia ganadora, y que hoy cualquier cartera de activos, es una apuesta riesgosa. Reconocen que quizá la mejor estrategia sea una combinación prudente de riesgo y rentabilidad, y que ningún activo por sí solo ofrece esas características. Apostar a tasa de interés en pesos, puede generar un beneficio marginal para quienes están dispuestos a jugar el ya tradicional carry trade, atentos a diario a la cotización del tipo de cambio. Sin embargo, el BCRA anunció esta semana la eliminación del piso de 60% y en comparación con una inflación del 50%, a medida que la tasa en pesos se contrae, la estrategia se hace más conservadora.

El dólar futuro, también luce como una opción viable. El mercado Rofex arroja un tipo de cambio de $43,25 (+11,58%) para marzo de 2019 , de $47,40 (+22,29%) para junio y de $53 (+36,73%) para el mes de octubre, previo a las elecciones presidenciales.

Jugar a la suerte de un fondo de inversión, es otra alternativa. Existen en el mercado operadores que colocan los fondos de los ahorristas en fondos de inversión que manejan volúmenes grandes diversificados en activos nacionales y globales, muchos de los cuales lograron una buena performance en 2018, otorgando una rentabilidad menor a la evolución del tipo de cambio, pero aceptablemente mejor a la pauta inflacionaria.

En cualquier caso, quienes cuentan con fondos ociosos, deben saber que dejar los billetes inmóviles significa pérdida, y que en cualquiera de los casos, lo mejor antes de invertir, es buscar un adecuado asesoramiento.

Centro de escena. La política monetaria, clave en el 2019.

Datos

Finanzas Pulso

Datos

50%
es la inflación acumulada que estiman la mayoría de los consultores privados en base a los datos de Indec.
106%
La devaluación acumulada del tipo de cambio desde enero hasta diciembre de este año.
-36,4%
La evolución del precio del Bonar 2037 D (en dólares) desde enero de este año. Entre las acciones, banco Macro se contrajo un 61,33%.

Temas

Finanzas

Comentarios


A la hora de invertir, lo que reina es la incertidumbre