“A quienes no quieren escuchar”



Mi carta está dirigida a quienes hacen oídos sordos o no quieren escuchar a empleados con dificultades para trabajar. Me estoy refiriendo puntualmente a una empresa, quien en este caso le está negando la libertad de trabajo y de expresión a uno de sus empleados, y lo están acusando de hacer política y llamadas de teléfono que no hizo, tampoco tienen pruebas.

Todo empezó cuando se presentó a concurso de ascenso y obtuvo los mejores puntajes, para sorpresa de algunos y para quienes no daban credibilidad a ello. Este hombre se ganó con mucho esfuerzo lo que hoy se le está negando y haciendo demoras, trampas, juegos sucios, etc.

Me da mucha impotencia y bronca ver que ni la empresa ni el gremio y más aún el jefe de personal, no tengan la capacidad de resolver dicho asunto y traten a los empleados como cosas u objetos a los cuales se pueden manejar a su semejanza.

Me pregunto… ¿nadie se entera de nada o son incapaces de tomar cartas en el asunto? ¿Dónde está el gremio de los petroleros que aún hoy está ajeno al problema? ¿Dónde está el delegado?, porque por lo visto el sr. está muy cómodo en su escritorio y también las máximas autoridades, tanto de la empresa, como las del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén. ¿Quién puede tomar decisión acerca de esto?, porque no me gustaría pensar que esta gente tenga un cargo y no le den importancia a nada.

Señores defiendan los derechos del trabajador, que por si no lo saben hay una ley que los ampara.

 

Claudia A. Matuz

DNI 21.381.741

Bariloche

N de la R: este diario se reserva el nombre de la empresa a la que hace referencia la carta.


Comentarios


"A quienes no quieren escuchar"