A rezar por una Bruja



Promediando la primera parte, los gestos en el banco de suplentes local se tornaron adustos y la preocupación descendió en el estadio Único. Es que JS Verón caminaba con dificultad y de a poco dejaba de influir en el juego.

Cuando volvieron los equipos del descanso, la noticia fue que la Bruja se sentó en el banco con el fastidio surcándole cada centímetro de la cara.

Lo cierto es que Verón tiene una molestia en los gemelos y los hinchas deberán rezar por su recuperación. Igual que por la de Enzo Pérez, ausente en el partido de ayer por un fuerte cuadro gripal.


Comentarios


A rezar por una Bruja