Abel comienza una gira intensiva por la región

El músico radicado en Madrid pero que supo vivir un buen tiempo en San Martín de los Andes, regresa con una gira intensiva para presentar “Nada”, su muy buen disco.



#

La trilogía de Madrid

Abel comienza una gira intensiva por la región

El músico radicado en Madrid pero que supo vivir un buen tiempo en San Martín de los Andes, regresa con una gira intensiva para presentar “Nada”, su muy buen disco.

Abel Calzetta es un alquimista de la canción que con nada hace mucho. En este juego de palabras, que en verdad no lo es tanto, el músico porteño que alguna vez vivió en San Martín de los Andes y que ahora lo hace en Madrid entra perfectamente su más reciente disco, un EP de cuatro canciones al que llamó “Nada”. Pero, como ya dijimos, hay mucho ahí dentro.

Guitarrista de origen, Calzetta vuelve a la región dos años después de su última visita, cuando traía “Círculo”, su por entonces último disco. Ahora, nos trae “Nada”, craneado en Madrid y grabado en Buenos Aires, junto a una banda de amigos que lo acompañó en los albores del siglo XXI y que se reunió diez años después para esta ocasión.

La gira de Calzetta comienza hoy en Centenario, sigue mañana en Distrito CC, de Roca; y el jueves en Morrigan, de Neuquén; y así hasta completar un tour de siete shows por el interior neuquino (ver aparte), junto a los conocidos de siempre: el imprescindible Gustavo Giannini en bajo, Negro Farías en batería y Siro Balbarrey en guitarra.

Paréntesis: la versatilidad (musical) y generosidad de Gustavo Giannini para formar bandas que acompañen a músicos en gira es increíble. De los Puelches con Willy Crook al Power Trío del Sur con Litto Nebbia. Debiera llamarse desde ahora y para siempre Los Increíbles. Por caso: Abel Calzetta y Los Increíbles. Fin del paréntesis.

Desde el teléfono fijo de la casa de sus padres en Buenos Aires y antes de emprender viaje rumbo a Neuquén, Abel Calzetta nos quiere convencer de que el nombre del EP en cuestión remite a su contenido. No le creemos. Porque, como ya dijimos: con nada hizo mucho.

Desde que se instaló en Madrid, hace casi diez años, grabó tres discos: “Tríptico sabático” (2012), “Círculo” (2015) y “Nada” (2018). Habla Calzetta: “El primero quer grabé en Madrid es más instrumental, que es el tipo de música que hice durante muchos años. Ya en ‘Círculo’ me meto más con la canción, empiezo a componer letras. Y “Nada” es como una continuación más minimalista. Busqué centrarme más en una cuestión de feeling que en las cuestiones de armonías y complejidades compositivas. Es más natural. Busqué hacer un disco simple, la típica canción que se puede tocar con una guitarra criolla. Por eso también se llama así, ‘Nada’”.

Del EP participaron los músicos amigos de Calzetta: Baltasar Comotto en guitarra, Patán Vidal en teclados, Javier Martínez en batería y Esteban Tereschuk en bajo. “Se dio que, cuando estuve el año pasado acá, me ofrecieron un estudio, llamé a los chicos, mis amigos, se recoparon y grabamos un discazo. Entendieron perfectamente cuál era la onda: una sonoridad de la canción, más que del instrumento”.

Diferencias con los discos anteriores de la “trilogía de Madrid”. El primero de ellos, “Trípitco sabático” es spinetteano ya desde el nombre. En lo musical, atraviesa la beta más jazzera de Luis Alberto y cierra con “Tardes de Park Güell”, un rock de guitarra distorsionada que linkea directo con Divididos.

El segundo, “Círculo”, cuenta con el aporte de, entre otros, Fernando Lupano, bajista esencial de Charly en su momento. Aquí comienza su (re)encuentro con la canción tal como la entendemos en el rock nacional de estirpe spinetteana. Allí se cuelan Fito Páez y Coti Sorokin, por ejemplo.

Y el reciente “Nada” tiene la virtud, porque en este caso lo es, de sonar hitero. Sus canciones nos “compran” de entrada con el viejo arte del estribillo, un arte del que Charly es Picasso.

“Es un disco con muchos elementos de la canción de rock”, confirma Calzetta. “Los estribillos que te siguen dando vueltas. Durante mucho tiempo tuve ese sentimiento de culpa acerca del rock, la guitarra… hasta que me saqué todo eso y volví a encontrarme con composiciones más enraizadas en mi. Es un disco donde la búsqueda pasa por la canción, los estribillos. Son canciones que salieron naturalmente así. Por eso también se llama ‘Nada’, es muy minimalista”.

Suele pensarse que la canción con aires hiteros o, en palabras de Calzetta, minimalista carecen de valor creativo, son un guiño al negocio. No es el caso. Aquí estamos ante una maduración de Calzetta con el género canción porque además, canta lo que escribe. “Después de veinte años haciendo música instrumenta, ponerme a cantar fue enorme cambio. Estoy desarrollando un trabajo compositivo apuntando más a lo que pide la canción antes que el instrumento”.

Y agrega: “ Cada disco también funciona como un diario personal. Las composiciones, a su modo, dicen mucho de lo que me está pasando a mi en ese momento. Quizás en el futuro me da otra vez por tocar la guitarra a mil y vuelvo a lo instrumental, no lo sé”.

Calzetta logra algo más con este EP: pone en valor el formato canción, lo enriquece. “Es mucho más difícil hacer una canción con un estribillo que la gente se vaya cantando que una composición de veinte mil acordes y un solo de guitarra de dos minutos. No es fácil hacer canciones”, revela Calzetta.

Es el modo original que tiene el rock argentino para ofrecerle al género, un modo argentino de hacer rock.

El tipo de canción de rock argentino que nace con Litto Nebbia, continúa con Luis Alberto Spinetta y se ramifica en Fito Páez, entre tantos desprendimientos, encuentra en Abel Calzetta un eslabón valioso en esta estirpe de cantautores que dieron forma a un modo argentino de hacer rock.

Hecho entre Buenos Aires y Madrid, “Nada” es un EP de 4 canciones de las que participó, entre otros, Baltasar Comotto, guitarrista del Indio Solari.

“Es algo natural porque es con lo que yo crecí”, reconoce. “Me vi en un momento de necesidad de volver a aquellas músicas que mamé: Spinetta, García, Fito… El primer concierto que vi en mi vida fue el de Spinetta y Páez presentando ‘La la la’, cuando tenía trece años. Esa vez me dije ‘es lo que que quiero hacer’ y es lo que hago desde hace treinta años. Son músicos que me marcaron mucho, pero sobre todo Spinetta porque no lo hizo sólo con su música sino también por su búsqueda como artista, un tipo que siempre le dio mucha bola a lo que quería hacer y no a las fórmulas. Me lo dice mucha gente: por un lado me lo valoran y por otro me dicen ‘estás loco, vas mutando disco a disco…’Pero es lo que creo que hay que buscar, la sinceridad artística y tratar de darle todo a eso. A mi me parece que lo importante es ser consecuente con lo que vive uno en cada momento”.

Esta gira, como cada visita suya a la Patagonia norte, es muy especial. Y lo es por varias razones: “Porque no es fácil organizar una gira de ocho conciertos tal como está todo en general. Y porque son lugares que yo recorrí durante siete años. Entonces, esta gira me permite reencontrarme con mucha gente amiga, muchos músicos con los que compartí escenarios”.

Abel Calzetta vivió en San Martín de Los Andes del 2000 al 2007. había venido a visitar un amigo, luego regresó con su banda porteña para presentar su primer disco “Escultores del aire” y ninguno volvió a Buenos Aires. Durante esos siete años, el guitarrista conoció y recorrió la escena musical regional, de la cual se hizo muy amigo. En la charla recuerda dos nombres: Cacho Lobello y Gustavo Giannini, claro.

“Nada” tiene su versión digital en todas las plataformas de streaming y una versión física editada en España, pero que podrá conseguirse en cada show de Abel Calzetta de su gira sureña. “A mi también me gusta el disco, pero todo esto lo banco yo, es autogestivo, ya no estoy con ninguna discográfica. A mi me encantaría seguir grabando discos largos, pero no sé si la gente los escucharía”.

Abel Calzetta en el sur

Hoja de ruta

Hoy: Vieja Estación, Centenario.

Mañana: Distrito CC, Roca.

Jueves 10: Morrigan, Neuquén.

Viernes 11: PizzaRoon Bar, Chos Malal

Sábado 12: Click Restopub, Zapala.

Domingo 13: Sauco Resto, Junín de los Andes , junto a Romanoski.

Martes 15: Teatro San José, San Martín de los Andes, junto a Hiperchimango.

Los músicos: Abel Calzetta (guitarra y voz), Siro Balbarrey (guitarra), Gustavo Giannini (bajo) y Negro Farías (batería).

Continúa en

la próxima página

Viene de

la página anterior

Datos

Hecho entre Buenos Aires y Madrid, “Nada” es un EP de 4 canciones de las que participó, entre otros, Baltasar Comotto, guitarrista del Indio Solari.
Continúa en
la próxima página
Viene de
la página anterior

Temas

Música

Comentarios


Abel comienza una gira intensiva por la región