Abrigos sencillos (y calentitos) en sólo tres pasos

En esta nota te mostramos cómo fabricar, de manera sencilla, lindos y calentitos chalecos con un molde básico.



Llega el frío y las mascotas, al igual que las personas, también padecen los cambios de temperatura, por lo que es una buena oportunidad para poner en práctica las manualidades.
Antes que nada es importante saber qué tipo de abrigo queremos hacer y de acuerdo a esto considerar qué tipo de tela debemos conseguir.
Primero, debemos tener las medidas ya que esto dependerá la cantidad de tela a usar. De acuerdo a las medidas, haremos el molde en papel manteca o diario, el cual cortaremos y mediremos al perro para asegurarnos que esté bien.

Este modelo básico sirve para diseñar todo tipo de prendas.


Corroborado el molde, pondremos la tela para trabajar sobre la mesa y doblaremos a la mitad el largo de la tela. Doblaremos el molde a la mitad, con alfileres lo sujetaremos sobre la tela extendida en la mesa, con una tiza o lápiz, procederemos a marcar el contorno del molde para luego cortar y posteriormente proceder a coser, ya sea a máquina o a mano.
Al cortar la tela hay que dejar un centímetro para los bordes de las costuras. Es aconsejable que la ropa quede suelta para no causar molestias al animal y termine rompiéndola por querer desprenderse la prenda. Por eso también es mejor utilizar telas que sean abrigadas y livianas.


Para tomar las medidas, primero medir el largo, que corresponde a la longitud del lomo. Esto se mide desde la nuca del animal hasta el comienzo del rabo o cola.
Segundo, debemos medir el contorno del pecho, ello para se toma la parte más ancha y por debajo de las patas delanteras.
Tercero, medimos el cuello y, en caso de realizar otros modelos más complicados, debemos tenerla medida del talle. El talle se mide desde el inicio del pecho hasta la panza.


Tener en cuenta si es perro o perra, por la simple razón de que el perro puede humedecer la prenda al orinar.
Para los chalecos impermeables, hay telas que facilitan la tarea del trabajo ya que vienen forradas como las matelaseadas.


Para tener en cuenta antes de cortar la tela

· Es conveniente hacer el molde en un papel de manteca o diario antes de cortar, y asegurarnos que las medidas estén tomadas adecuadamente.

· Importante para quienes no saben de costuras: cuando tengamos que marcar el contorno del pecho, debemos dividir a la mitad, porque estamos marcando en el doblez de la tela. Lo mismo con la medida de la cintura o cuello. Ej.: si en contorno del pecho mide 30 cm., entonces tomaremos para marcar 15.


Comentarios


Abrigos sencillos (y calentitos) en sólo tres pasos