Admitió que tenía una empresa fantasma para venderle al Estado

Declaró Muscarsel, quien negó haber adulterado carne para alumnos





ROCA (AR).- El abogado Carlos Muscarsel reconoció ante la Justicia haber sido el impulsor de una empresa «fantasma» que luego de ganar una licitación, entregó carne contaminada con dióxido de azufre a una escuela de Naupa Huen.

En su defensa aclaró que no tuvo ninguna relación con la adulteración y aseguró que la compra efectuada a un frigorífico de Roca, la realizó por recomendación de una funcionaria del Ministerio de la Familia.

Muscarsel -quien actualmente reside en Viedma- había sido vinculado a la causa a partir de la declaración de Lorena Roxana Cortez, una mujer que accedió a conformar la empresa La Araucanía, junto a otras mujeres entre las que se encontraría una ex empleada doméstica del abogado.

En el año 2006, cuando se detectó la «sospechosa» partida de carne en la escuela primaria de la zona sur, la Unter presentó una denuncia que derivó en el procesamiento de los integrantes de la firma y del empleado encargado de llevar la mercadería.

Tras una investigación, el juez Pablo Iribarren dictó la falta de mérito para los imputados -entre los que también se encuentran Laura Irene Picunche, Daniela Ferrero y Mario Dalbene- pero este año la Cámara Tercera del Crimen revocó la medida y le pidió al magistrado profundizar la investigación.

El lunes, y a partir de la vinculación que hizo pública «Río Negro» en el mes de marzo, Muscarsel se presentó ante el magistrado y brindó una declaración informativa. Reconoció que había solicitado a la mayoría de los integrantes de La Araucanía su autorización para conformar la firma, ya que se encontraba «impedido» de llevar adelante este trámite, según confiaron las fuentes judiciales consultadas por este diario.

Además, expresó que la carne no sufrió ningún tipo de adulteración desde el momento que salió del frigorífico, en el que compró la mercadería por recomendación de una funcionaria que por ese entonces prestaba servicios en el Ministerio de la Familia.

La mujer también fue convocada por el magistrado -según trascendió- y aseguró que en esa firma los anteriores concesionarios compraron carne y nunca tuvieron ningún tipo de inconvenientes.

En las últimas horas, se sumó al expediente un informe elaborado por el Ministerio de Salud de Río Negro. Allí se deja constancia que tras conocerse la información sobre la supuesta adulteración -en abril de 2006- se efectuó una inspección a la planta del frigorífico, donde no se logró hallar elementos que permitan sospechar de la supuesta maniobra que intentaba ocultar el mal estado de la carne.

Tras los estudios realizados luego de la denuncia del sindicato se detectó que la partida contenía dióxido de azufre (40 mg.por kilo) lo que la colocaba en un estado sumamente peligroso para el consumo humano.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Admitió que tenía una empresa fantasma para venderle al Estado