Adriana conoció a su nieta antes de morir

Los familiares de la mujer chilena accidentada hace casi un mes en la Ruta 40 Sur agradecieron la atención recibida en Bariloche.



#

El accidente ocurrió el 16 de julio pasado. Foto: Archivo.

ACCIDENTE FATAL

Gabriel Zurita Muñoz y su esposa Adriana del Carmen Valdés Ulifi habían realizado un extenso viaje desde Santiago de Chile hasta la localidad de Coyhaique, en el extremo sur del país vecino. Estaban emocionados. Iban a conocer a su primera nieta. La imagen de Adriana disfrutando de la pequeña quedó para siempre grabada en la retina de Gabriel, el único hijo del matrimonio de jubilados. Adriana murió a finales de julio pasado en un sanatorio local como consecuencia de las graves lesiones que sufrió por un vuelco en la Ruta Nacional 40, a pocos kilómetros de esta ciudad. La mujer, de 76 años, regresaba con su marido a Santiago cuando la muerte la sorprendió.

Antes de marcharse de Bariloche, Gabriel dialogó, acompañado de su padre, con “DeBariloche”, en la hostería donde se hospedaron, ubicada a dos cuadras del Sanatorio del Sol.

Ambos expresaron su agradecimiento con los médicos que atendieron a Adriana, con el personal policial del cuerpo de Seguridad Vial de la provincia “y todas las personas que acompañaron en este díficil momento”. También, agradecieron la colaboración del Círculo Chileno Gabriela Mistral de Bariloche.

“Nos vamos tristes, pero tranquilos”, resumió la semana pasada Gabriel, quien es profesor de la Universidad Austral en Coyhaique, donde vive con su esposa y su pequeña hija.

Contó que su madre estuvo en su casa diez días “donde fue muy feliz con su nieta”. “Fueron días de mucha felicidad. Ella estaba emocionada de conocer a su primera nieta, porque además soy hijo único”, relató Gabriel, quien tuvo que viajar de urgencia a Bariloche tras enterarse de que su madre había sufrido un grave accidente.

La idea de la pareja era conocer Bariloche, pero alrededor de las 6.30 del 16 de julio pasado el colectivo de la empresa chilena Transaustral Bus volcó a 8 kilómetros del centro de Bariloche, en la Ruta Nacional 40. El vuelco ocurrió cuando caía una intensa nevada sobre la región.

Adriana y su esposo viajaban en las butacas 25 y 26. La mujer sufrió un grave traumatismo de cráneo y murió el 27 de julio último.

Su hijo y su marido trasladaron sus restos hasta Santiago. “Nosotros esperamos volver a Bariloche para saludar a todas las personas que nos acompañaron y ayudaron”, aseguró Gabriel.

DeBariloche


Comentarios


Adriana conoció a su nieta antes de morir