Afloja la presión callejera sobre el presidente Temer y sus reformas

La segunda huelga general en Brasil contra la reforma de la ley de trabajo que impulsa el Gobierno del presidente Michel Temer transcurrió ayer con una baja adhesión y algunos pocos incidentes en piquetes de los huelguistas.

Los manifestantes armaron barricadas en las vías de accesos de las principales ciudades y hubo incidentes aislados cuando la policía intervino para desalojarlos. La protesta se produjo justo el día que se informó que Brasil sumó en un año más de dos millones de desempleados y la falta de trabajo afecta al 13,3% de la población, según la medición oficial .

AP


Comentarios


Afloja la presión callejera sobre el presidente Temer y sus reformas