Alergias alimentarias, una condición que va en aumento

A quiénes afecta. Cuáles son los alimentos más frecuentemente involucrados. Hasta el 13 de abril se conmemora la Semana Mundial de la Alergia.



Del 7 al 13 de abril se conmemora en todo el planeta la ‘Semana Mundial de la Alergia’, una iniciativa de la Organización Mundial de Alergia (WAO por sus siglas en inglés), junto a sus Sociedades Miembros, para aumentar la concientización de las enfermedades alérgicas y así lograr un mayor conocimiento de las mismas, mejorando su diagnóstico, manejo y prevención. Este año el foco está puesto en las Alergias Alimentarias, una condición que se estima se presenta en 1 de cada 20 niños menores de un año.

Las enfermedades alérgicas afectan a mil millones de personas en el mundo, con un crecimiento sostenido en los últimos 60 años. Se estima que en 2050 las padecerán 4 mil millones de personas.

“La prevalencia de Alergia Alimentaria sufrió un crecimiento exponencial en los últimos años en países occidentales, considerándose ‘la segunda oleada’ de la epidemia alérgica, impactando en la calidad de vida del paciente y su familia, posicionándola como un verdadero problema de salud pública” sostuvo la Dra. Karina López, Pediatra Especialista en Alergia e Inmunología Infantil y Directora del Comité de Alergia Alimentaria y Anafilaxia de la AAAeIC (Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica).

La prevalencia estimada de la Alergia Alimentaria a nivel mundial en niños es del 4-8% y en adultos del 1-4%. “Si bien ésta es una enfermedad de base genética, su prevalencia se encuentra en franco ascenso debido a múltiples factores tales como la deficiencia de vitamina D en la madre, el aumento del número de nacimientos por cesárea generando cambios en la microbiota del niño (la colonia de bacterias que se aloja en el intestino), la introducción temprana de fórmulas de leche de vaca y cambios en los hábitos dietarios con una mayor incorporación de alimentos potencialmente alergénicos”, graficó por su parte la Dra. María Eugenia Gervasoni, Pediatra Especialista en Alergia e Inmunología Infantil y Miembro del Comité de Alergias Alimentarias y Anafilaxia de la AAAeIC.

Los alimentos más frecuentemente involucrados en la edad pediátrica son leche de vaca, huevo de gallina, trigo y soja, y, en adultos, mariscos, pescados, frutos secos y maní.

Las manifestaciones clínicas son variables, desde leves, como enrojecimiento alrededor de la boca, hasta el shock anafiláctico con riesgo para la vida. “En los niños también suelen presentarse, síntomas gastrointestinales inespecíficos, como náuseas, vómitos, diarreas o deposiciones con moco y sangre, reflujo, cólicos severos (llanto inexplicable persistente) y dermatitis atópica severa o de difícil tratamiento”, afirmó la Dra. López.

“Estos cuadros pueden afectar el crecimiento a largo plazo como así también llegar a producir episodios graves, como por ejemplo la anafilaxia, que consiste en una reacción severa que puede afectar la piel, con urticaria, dificultad respiratoria y desvanecimiento, con posibilidad de desenlace fatal.”, agregó la Dra. Gervasoni.

Es fundamental aumentar el conocimiento y la concientización de la Alergia Alimentaria a nivel mundial para realizar un diagnóstico preciso y así indicar un tratamiento adecuado, evitando deficiencias nutricionales para el paciente y alteraciones en la vida diaria del mismo y de su familia.

Alergia a la proteína de la leche de vaca

En nuestro medio, la alergia a las proteínas de leche de vaca es la más frecuente en niños, con una prevalencia estimada entre el 1,8 % y el 7,5 % en el primer año de vida.


Comentarios


Alergias alimentarias, una condición que va en aumento