Análisis: Se complica el frente financiero

Con seguridad, los mercados abrirán alterados tras la euforia del viernes pasado. Se profundizará la dolarización de portafolios y existirá una fuerte presión sobre el tipo de cambio. Es clave dar señales de gobernabilidad de aquí a fin de año.



Hasta los mercados se equivocan. El viernes festejaron con anticipación un triunfo del gobierno con subas en las bolsas de más del 10% y caída del riesgo país. En ese momento, la mayor parte de los operadores del mercado anticipaban que la fórmula que lideraba Mauricio Macri estaba a sólo tres puntos del binomio Fernández-Fernández.

Pero la realidad golpeó de lleno sobre estas proyecciones financieras. Las promesas incumplidas del gobierno en materia económica y social fueron determinantes en esta diferencia de 15 puntos entre ambas fórmulas.

El gobierno deberá salir hoy, antes de que abran los mercados, con un mensaje claro para lograr credibilidad y gobernabilidad frente a esta tremenda derrota.

Si hay turbulencias económicas, como se prevé, octubre queda muy lejos para poder sostener la gobernabilidad y más aún si analizamos que faltan cerca de cuatro meses para la entrega de poder el 10 de diciembre.

Pero ¿qué propuestas puede hacer el gobierno de Mauricio Macri a los mercados? A ciencia cierta, pocas. El gobierno hoy no tiene mucho margen de acción en su encorsetado modelo económico. Deuda externa en niveles muy altos respecto del PBI, inflación elevada, Letras que vencen en poco tiempo más por 1,3 billones de pesos, otro tanto de Letras colocadas en dólares y niveles de pobreza en niveles récord, son algunos de los complejos pasivos que deja este gobierno. Macri lo sabe, por eso aseguró anoche, con los números sobre la mesa, que va a insistir con su propuesta. Algo que llama la atención, teniendo en cuenta que cerca del 50% de la población le dio la espalda a esta oferta.

La mayor parte de los analistas financieros aseguraban en estos últimos días que si Macri perdía por más de seis puntos, un escenario de inestabilidad iba a dominar a los mercados. Las urnas mostraron que esta diferencia es de quince puntos, por lo tanto, el escenario de corto plazo es más complicado del esperado.

Pero no sólo Macri debería hablar hoy a los inversores para bajar las ansiedades por posibles problemas de gobernabilidad.

Se espera un mensaje de Macri y claras señales de Alberto Fernández a los mercados, ya que los resultados parecen ser irreversibles.

La palabra de Alberto Fernández es tal vez más importante que la del mismo presidente, teniendo en cuenta que los resultados de las PASO parecen ser irreversibles. El candidato del Frente de Todos también necesita plantear a los mercados e inversores qué es lo que piensa hacer, no sólo a partir de diciembre -si gana en octubre- sino cómo piensa llevar esta transición de cuatro meses con el gobierno de Macri para no llegar a fin de año con una crisis económica que termine afectando a todos los argentinos.

La aceleración de la dolarización de los portafolios de los inversores es algo previsible. La salida de capitales será otra de las consignas que predominará en este contexto. A esto hay que sumar una fuerte presión sobre el tipo de cambio que resentirán las reservas del BCRA. Todas señales que complican al gobierno, pero más aún a quien asuma el 10 de diciembre.


Qué hay que esperar de los mercados


• Una salida de capitales lo que obligaría a intervenciones del BCRA para controlar la divisa.

• Las tasas reales se mantendrían en niveles altos, incompatibles con cualquier desarrollo económico.

• El riesgo país se ubicaría en un piso por encima de los 900 puntos y el índice Merval caería medidos en dólares.

• Se profundizará la dolarización de las carteras.

Dos datos

$50
Es la cotización que proyectaba el Banco Central para la divisa norteamericana para fin de año.
63%
Es la tasa que convalidó el gobierno el viernes pasado. No se descarta que suba durante esta semana.

Comentarios


Análisis: Se complica el frente financiero