Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Anuncios, fotos, derrames

El oficialismo tiene su fórmula, la oposición teje y desteje, los debates de fondo siguen en lista de espera.



#

neuquén

guillermo berto gberto@rionegro.com.ar

Si algo abunda en esta provincia son los anuncios de obras. Y sin ninguna modestia: las inversiones auguradas se cuentan por millones, cuando no miles de millones. Cada quien promete según su escala. Puede ser desde una megarrepresa hasta un ensanchamiento de calles. Lo importante es tener anuncios para hacer y una cinta para cortar antes de mayo del 2015, cuando se elegirá el nuevo gobernador. El viernes a la tarde estuvo en Neuquén el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Jorge Capitanich. Anunció la adjudicación de Chihuido I casi en simultáneo con los ministros Axel Kicillof y Julio De Vido, quienes dieron los detalles en Buenos Aires. Son más de 18.000 millones de pesos y por lo menos 2.000 puestos de trabajo directos. También mencionó que están disponibles los 500 millones de pesos para construir la autopista Centenario-Añelo. Justo a la mañana un empleado de YPF había muerto en un accidente automovilístico en esa ruta, que como tantas otras de la región colapsa por el tránsito petrolero. La visita de Capitanich demostró que las relaciones entre el gobierno nacional y el de la provincia también saben de buenos momentos. Jorge Sapag lo recibió en la Casa de Gobierno y lo definió como “un amigo de Neuquén”. Ni se inmutó cuando el ministro se puso el traje de vicepresidente del justicialismo (en el salón había varios referentes del Frente para la Victoria) y avisó que un rato después estaría en otro acto apoyando la candidatura a gobernador de Javier Bertoldi. Sapag sonrió despreocupado; tiene motivos para cerrar el año mirando la mitad llena del vaso. Impuso una fórmula de gobernador y vice integrada por dos dirigentes con bajo conocimiento público (tan bajo que se puso al lado en todas las fotos para iluminarlos un poco) y en dos elecciones barrió con sus competidores internos, que ahora están o encolumnados o definitivamente fuera de carrera. Mantiene el control sobre los reclamos salariales y les ofrece a los estatales el plus de fin de año que él quiere, no el que le intenten imponer. GyP, su preciada criatura, cierra contratos millonarios. Genera resistencias y sospechas, pero eso no lo detiene. A propósito, esta semana Sapag tuvo que desprenderse de un valioso colaborador, Guillermo Coco. Lo despidió con honores porque fue un aliado clave y los aplausos disimularon los motivos de su salida del gabinete: la mala imagen que empezó a generar a partir de escándalos judiciales. Quizá en el futuro todas esas causas penales queden en el olvido, como enseña la historia y pronosticó el gobernador (quien, según Coco, conoció y avaló cada uno de sus movimientos mientras fue ministro). Algunas denuncias ya fueron archivadas en tiempo récord por el fiscal Marcelo Jara. Deben ser las bondades del nuevo Código Procesal Penal, aunque en general se resalten otras. Por ejemplo, que en 48 horas se puede llegar a una condena (en delitos cometidos “en el Oeste”). Es muy probable que si este contexto de inversiones millonarias y “paz social” se hubiera dado apenas unos meses antes, Sapag habría tenido tiempo de montar un operativo clamor para reformar la Constitución y habilitar la re-re. El escenario hoy es otro. Sapag muestra como una virtud su estrategia de “recambio generacional” para la que eligió a Omar Gutiérrez y Rolando Figueroa y apenas disimula que seguirá siendo director de orquesta. Relajado, el oficialismo se dio el lujo de despedir el año con una selfie en la que aparecen casi todos unidos. Cinco meses y pico antes de la elección ya tiene sus candidatos a gobernador y vice, pero también a diputados provinciales y a intendentes de la mayoría de las localidades. La oposición también se saca fotos, pero sigue sin cerrar acuerdos. Capitanich alzó la mano de Javier Bertoldi (hablando de poco conocidos…) y Ramón Rioseco. Además avisó que el deseo de la presidenta es que haya un frente social y político unido para ganar en la provincia. Antes, el que se había fotografiado con Rioseco había sido Oscar Parrilli. Pero el intendente de Cutral Co (que, según el kirchnerismo puro, “se cree la última Coca Cola en el desierto”) no firma con nadie. Y se atreve a nombrar a Horacio Quiroga, quien camina por la vereda de enfrente sin despreciar alianzas con Macri, Massa y hasta De la Sota. “Quiroga es el límite”, se diferencia Bertoldi. Quizá Rioseco crea que puede lograr la unión del agua y el aceite. Quizá la negociación entre las fuerzas políticas opositoras se haya estancando por algo más que el orden de la fórmula. Hay que discutir también cómo se reparten los cargos en un eventual gabinete y en la lista de candidatos a legisladores. Todo indica que este año ya no habrá definiciones. Es posible que en el 2015, una vez cerradas las fórmulas, se empiece a hablar de propuestas. Porque inversiones (o anuncios de) sobran, pero se padece la ausencia de políticas públicas para que quienes están fuera de la industria petrolera puedan acceder a una vivienda o un changuito lleno del supermercado. De eso se habla más en el mundo académico o en organizaciones sociales que en los partidos políticos. En el suplemento “Energía” de este diario la economista Adriana Giuliani advirtió: “Estadísticas recientes reflejan que el sector extractivo representa casi la mitad del Producto Bruto Geográfico y provee sólo el 8% de los empleos directos en Neuquén. El resto de la economía no ha sido aún impactada por el esperado efecto multiplicador”. Y la Pastoral de Migraciones del Obispado remarcó: “El efecto derrame, tan promocionado por los acuerdos con empresas multinacionales, hasta el momento brilla por su ausencia”. Lanzó una alerta: “Asistimos a la matanza de nuestros jóvenes y niños en la red corrupta de la droga” mientras los poderes Legislativo y Judicial “parecieran más preocupados en los edificios donde funcionar que en efectivizar el acceso a la Justicia y a los derechos sociales del pueblo”.


Comentarios


Anuncios, fotos, derrames