Apertura parcial para el acueducto ganadero

La empresa que hizo la obra está reparando algunas filtraciones y una vez terminados los trabajos hará la entrega definitiva con garantía de un año. Resta definir devolución de dinero.



#

Los productores exigieron que la obra esté terminada en su totalidad. La provincia quiere la devolución del préstamo.

VIEDMA (AV).- El acueducto del Departamento Adolfo Alsina se encuentra operando en forma transitoria en una red compuesta por 234 kilómetros de cañería que se extienden sobre unas 240.000 hectáreas de campos de secano. El propósito es mejorar la provisión de agua a la producción ganadera restando definir la devolución de un crédito de cinco millones de dólares por parte de los privados y la construcción de un ramal turístico. Los detalles de la puesta en marcha definitiva fueron discutidos durante una reunión concretada en el Ministerio de Producción con la participación del titular de la cartera, Juan Manuel Pichetto, el superintendente general del Departamento Provincial de Aguas (DPA), y representantes de los 75 hacendados beneficiarios de la obra. Esta comenzó en 2001 con un costo hasta la actualidad de 24 millones de pesos exclusivamente a cargo de los Estados rionegrino y nacional. El monto de contrato fue por 20 millones pero con el ajuste inflacionario trepó cuatro millones más. En forma paralela, el ente hídrico envió una intimación a la contratista de los últimos trabajos -Ramasco y una UTE cordobesa Hidroconst- a que efectúe reparaciones dado que aparecieron filtraciones y roturas que surgieron luego de una inspección hidráulica. La adjudicataria había abandonado la obra en febrero pasado aduciendo diferencias por mayores costos, que debía reconocer la Unidad Provincial de Coordinación y Ejecución del Financiamiento Externo (Upcefe) que administra fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que aportó para la concreción; según indicaron fuentes oficiales. Completados estos detalles, que se están efectuando en estos días; se entregará la llave definitiva con un año de garantía. En teoría se había previsto que la inversión sería por tercios, es decir partes iguales desde los gobiernos rionegrino y nacional, y el bolsillo de los productores. Por éstos apareció en principio un crédito del BID siendo intermediario además el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación. El gobierno buscó acercar posiciones en estos días dado que está pendiente de evaluación con un consorcio, la devolución del préstamo con un plazo de 10 años, a partir de que podrían fijarse cuotas con valores de un canon de obra en ejecución y una tasa del 6 % anual. En la reunión con Pichetto y Gardes se solicitó el aporte y que se hagan cargo del mantenimiento, en tanto los ganaderos pusieron como condición que para integrar el costo de la tercera parte, la ejecución debía estar finalizada en su totalidad. Si bien las conversaciones tuvieron lugar en un tono cordial y amable, los funcionarios rionegrinos aceptaron la propuesta, sin embargo consideraron que una vez concluido los plazos; habrá que conformar una comisión de trabajo técnico para encarar la devolución del préstamo.


Comentarios


Apertura parcial para el acueducto ganadero