Apuestan a las frutas finas en el norte neuquino

Renuevan la red de agua en el paraje Los Chacayes.



NEUQUEN (AN).- El objetivo es renovar la red de agua domiciliaria y extenderla hasta las tierras fértiles para dejar cientos de hectáreas bajo riego. Así, la cooperativa de trabajo Del Comahue prevé desarrollar la producción de frutas finas en Los Chacayes, un paraje ubicado a 480 kilómetros de esta capital, en el norte de la provincia, y extenderla hacia las zonas aledañas.

A instancias del respaldo económico que obtuvieron del ministerio de Planificación y Desarrollo de la Nación, el grupo de profesionales que armó la cooperativa comenzó la construcción de una cisterna y la renovación de la red de agua en este lugar. Esta obra es el puntapié inicial para iniciar la producción de frutas finas.

“Queremos convertir a Los Chacayes y los parajes cercanos en la comarca de la fruta fina”, afirmó Félix Ortiz, uno de los miembros de la cooperativa. “Es uno de los lugares más aptos de la provincia para realizar esta actividad por las condiciones climáticas que hay”, agregó.

La iniciativa comprende a a-quellos habitantes del paraje que cuenten con una pequeña parcela de tierras y estén interesados en sumarse al proyecto.

La cooperativa gestionará ante el Ministerio de Producción de la provincia la instalación del riego por goteo y ante el Ministerio de Planificación y Desarrollo la provisión de mano de obra para la primera cosecha. Además se encargará de brindar la capacitación con los ingenieros agrónomos que la integran.

“Calculamos que en diciem-bre próximo vamos a dar los primeros pasos”, afirmó Ortiz. “El objetivo es exportar la totalidad de lo que se produzca y para concretarlo ya mantuvimos contac-tos con autoridades chilenas”, explicó.

Respecto a ésto último, sostuvo que los encuentro se realizaron meses atrás con funcionarios de la localidad de Pinto, ubi- cada a 200 kilómetros de Concepción (Chile). “Todos coincidimos en la necesidad de poner en funcionamiento el paso fronterizo Buta Mallín, para habilitar una ruta de salida cercana al lu-gar donde se producirán las fru- tas finas y que a la vez sea directa al Pacífico”.

Antes de fin de año se terminará de construir la nueva cisterna y la red de agua en el paraje, que podrá abastecer tam- bién a cuatro parajes cercanos a Los Chacayes. La suma que a-portó Nación para concretarla fue de 500 mil pesos.

Esta obra “es fundamental pa-ra iniciar el desarrollo autosustentable de la zona norte”, deslizó Ortiz. “Muchas personas po- drán, una vez que esté el agua en sus tierras, ponerlas bajo producción y así tener una actividad”.

En Los Chacayes viven cerca de 600 personas y la principal actividad que realizan es la cría de ganado pequeño (chivos, sobre todo), salvo aquellos que traba-jan en el municipio o están desocupados (con distintos subsidios del gobierno). Hoy 35 personas integran la cooperativa que empezó a funcionar hace un año.

La obra de agua consiste en la construcción de una cisterna de hormigón con capacidad para 300 mil litros y el tendido de la red con cañerías de alta presión y el sistema de potabilización. La captación del líquido se hará en el ojo de agua Moya, ubicado en la precordillera. Actualmente el agua se absorbe de un canal desde el cual es distribuida a los hogares en mangueras de baja presión.


Comentarios


Apuestan a las frutas finas en el norte neuquino