No alcanzó con Laprovíttola: Argentina perdió en el básquet pero todavía tiene chances

La selección fue competitiva ante España, pero cayó en su segunda presentación.

El equipo de Sergio Hernández mejoró respecto de su debut, pero volvió a perder y ahora depende de otro resultado para clasificar a los cuartos de final en los Juegos Olímpicos de Tokio. Fue derrota 81-71 contra España por la segunda fecha de la fase de grupos.

Argentina comenzó arriba con un parcial 12-3 en el primer cuarto de la mano de Nicolás Laprovittola. El DT lo puso como titular y el oriundo de Morón tuvo un muy buen comienzo. De hecho fue el máximo anotador en el partido con 27 puntos, 15 de ellos en los primeros 20 minutos.

Sin embargo, esa dependencia a la larga se notó. Por fuera de Facundo Campazzo (10 puntos), sus compañeros no sumaron en consecuencia y Laprovíttola abusó del juego individual. En algunos casos le dio resultado y acercó a su equipo, pero en otros esa dependencia se tradujo en pérdidas (6).

La aparición de Ricky Rubio revirtió el trámite. Cuando España no encontraba respuestas, el base de la NBA volvió a ser un dolor de cabeza para Argentina, como en la final del Mundial 2019, donde tuvo una gran actuación. Rubio marcó 26 puntos con 5 rebotes y 4 asistencias.

En la pintura sumó su experiencia el multicampeón de NBA Pau Gasol, quien a sus 41 años ingresó por su hermano Marc aportando 9 puntos y 8 rebotes en 16 minutos.

Luego de un parcial 20-9, los europeos se fueron arriba al descanso largo y nunca más dejaron el mando del encuentro.

En el complemento, el conjunto ibérico le dio continuidad a su condición dominante gracias a la defensa. Impidió que Gabriel Deck (2) y Luca Vildoza (5) hicieran su juego, condicionando las ambiciones de Argentina. Campazzo no anotó en todo el segundo tiempo, pero los 13 puntos de Luis Scola y el gran partido de Laprovíttola sirvieron para mantener al equipo en partido, a diferencia de lo ocurrido contra Eslovenia.

Los dirigidos por Sergio Scariolo pudieron liquidar el pleito cuando sacaron 16 de diferencia en los últimos cinco minutos y cerraron su segunda victoria manejando esa distancia. La calidad de recambio de España, una vez más, le sirvió para demostrar que tiene más equipo que Argentina.

La selección volverá a jugar el domingo a la 1:40 am contra Japón, dirigido por el argentino Julio Lamas, en el último duelo de la fase de grupos. El conjunto nacional necesita ganar y que Estados Unidos derrote a República Chica por 14 o más puntos para meterse como uno de los dos mejores terceros.


Comentarios


No alcanzó con Laprovíttola: Argentina perdió en el básquet pero todavía tiene chances