Asador serial: se asaron 101 chivitos más que el año pasado

El sabor y el buen tiempo brillaron en Chos Malal. Larisa Marchant es la Buena Moza de la edición 2015.



#

El predio de la Estación Agrozootécnica fue el epicentro de la jornada gastronómica. (Fotos: Juan Carlos Parada)

Fiesta del Chivito | Chos Malal

CHOS MALAL (ACHM/AN).- Los 1.128 asadores de chivitos enfrentados en hileras y en manos de los expertos de las brasas, fueron el atractivo central de la jornada de ayer, en la fiesta más importante del norte. Al cierre de esta edición, se esperaba que el Chaqueño Palavecino invada con su música el predio en el que se rindió -por décimo año consecutivo- homenaje al producto neuquino más preciado. La última jornada de la fiesta se vivió en todo su esplendor. Desde temprano los asadores comenzaron a encender los fogones para dar protagonismo al sabor del caprino más importante de la provincia y de la Patagonia.

Cuando, bajo el sol del mediodía, y los chivos iban quedando a punto, marcaron un nuevo récord ya que lugareños y turistas degustarían 101 chivos más que el año pasado. Diversas instituciones y organizaciones no gubernamentales locales fueron las encargadas de vender los cartones para poder acceder al preciado manjar, entre ellos el Hockey Charitos, el Rotary Club Patagonia Norte, el Centro de Formación Profesional 5 y la Sociedad Estudiantil.

El costo de cada chivo fue de 900 pesos y todos se esmeraron para ponerle un ingrediente especial que hiciera más atractiva la venta. Mientras unos proponían entregarlo con pan casero, otros lo hacían con vino, ensaladas, ensartadores, chimichurri o una “pebre” (una salsa criolla). El municipio aportó los chivos, las ONG e instituciones tuvieron sus asadores quienes se abocaron de lleno en transformar la carne de este producto genuino -resultado del trabajo de los crianceros de la zona norte- en un banquete de lujo para turistas y lugareños. Un 80% de lo recaudado en las ventas fue reintegrado a quienes los vendieron para solventar actividades, ya sean deportivas, culturales, recreativas o sociales.

A medida que cada uno conseguía su asado, se acomodaban en el predio para comer con la familia o los amigos. La frondosa sombra de los árboles o que caía en distintos lugares de la Estación Agrozootécnica, fue conquistada por los comensales, que una vez satisfechos disfrutaban del día cálido en mesas, bancos y reposeras en las que disfrutaban la somnolencia de la siesta. También fue una jornada dedicada a las destrezas criollas, jineteadas y juegos campesinos. Las clásicas carreras del dormido, la vuelta al palo, la monta del petiso y la boleada al choique, volverían a ser la atracción de la tarde.

A su vez, la 10 Edición de la Fiesta Nacional del Chivito la Danza y la Canción ya cuenta con su Buena Moza que fue coronada en la jornada del sábado y cuya distinción recayó sobre la representante de Tricao Malal Larisa Marchant. Acompañarán a la soberana las Mocitas que fueron coronadas: Ayelén Tapia y María Celeste Lagos, la Mis Simpatía Esmeralda Orellana y Mis Elegancia Noemí Bataglia. Al cierre de esta edición el público esperaba la presencia del Chaqueño Palavecino. El folklore se presentaba como buen ingrediente para coronar un día en el que el que el sabor del chivo, invadió la jornada de tradición.


Comentarios


Asador serial: se asaron 101 chivitos más que el año pasado