Aseguran que la transición depende de las inversiones petroleras

Petroleras advierten que los gobiernos no deben desalentar los desembolsos en combustibles fósiles. Aseguran que son la clave para financiar proyectos verdes.




Esta semana se realizó en Houston, Texas, el Congreso Mundial del Petróleo, (WPC, por sus siglas en ingles) y la transición energética fue uno de los temas centrales que debatieron los principales ejecutivos de la industria. En un mensaje casi en conjunto las petroleras aseguraron que la transición energética depende de las inversiones en combustibles fósiles para poder financiar en corto plazo proyectos renovables.  

El petróleo y el gas continúan desempeñando un papel central en la satisfacción de las necesidades energéticas del mundo y nosotros desempeñamos un papel esencial para hacerlo con menos emisiones de carbono», expresó el CEO de Chevron, Mike Wirth. 

Por su parte, el CEO de Hess Corp., John Hess, planteó que el mayor desafío al que se enfrenta la industria petrolera en la actualidad es la inversión. “Se necesitará petróleo y gas durante los próximos 20 años y a grandes cantidades”, señaló. 

«El freno de la inversión en petróleo y gas es un error«, aseguró el secretario general de la Organización Países Exportadores de Petróleo, Mohammad Barkindo, en una presentación grabada ante la reunión.  

El directivo aseguró que se necesitan casi US$ 12.000 millones en gastos de aquí a 2025 para garantizar un suministro adecuado de crudo y gas, sin los cuales el mundo verá «cicatrices a largo plazo en la seguridad energética, que afectarán no solo a los productores sino también a los consumidores». 

Los precios volátiles de los commodities y la creciente inflación que atraviesan varias potencias obligan a repensar las estrategias en torno al cambio climático, apenas algunas semanas después de que los líderes mundiales se reunieron en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow. 

La escasez de gas natural en Europa y Asia, el aumento de los precios del combustible en los Estados Unidos y las preocupaciones sobre la confiabilidad de la red eléctrica obligan a los gobiernos a reanalizar su postura sobre la transición a fuentes de energía bajas en carbono. 

Centrarse exclusivamente en los actores del lado de la oferta no detendrá el cambio climático”, afirmó el CEO de ExxonMobil, Darren Woods. «Las mejores intenciones mal ejecutadas pueden hacer más daño que bien», agregó. 

Una de las principales contradicciones sobre la transición se puede observar en Estados Unidos donde el presidente Joe Biden pidió a la OPEP y sus aliados que aumentaran la producción de crudo solo meses después de promulgar una ola de políticas antipetróleo, incluida la cancelación del oleoducto Keystone XL y la prohibición del fracking en algunos sectores. 

Por último, El CEO de la principal petrolera del mundo, Saudi Aramco, Amin Nasser, advirtió que habrá “caos” a menos que los gobiernos dejen de desalentar las inversiones en combustibles fósiles.

“Las inversiones son necesarias para evitar un aumento descontrolado de los precios de la energía y disturbios económicos”, proyectó.  Además aseguró que las empresas deben generar los recursos necesarios para migrar a las energías renovables con las ganancias que deja el mercado petrolero.


Comentarios


Logo Rio Negro
Aseguran que la transición depende de las inversiones petroleras