Asesinato en Viedma: Prisión preventiva para dos detenidos

Un tercero fue liberado porque no existían pruebas para demostrar su participación en el hecho ocurrido en la madrugada del sábado.

El juez Dvorzak presidió la audiencia de esta mañana por el crimen del barrio Lavalle.

El juez Dvorzak presidió la audiencia de esta mañana por el crimen del barrio Lavalle.

Esta mañana se cumplió la audiencia judicial por el crimen del joven Mario Reyes en el barrio Lavalle, que concluyó con la prisión preventiva de dos personas, acusadas por la fiscalía como coautores del homicidio, agravado por el uso de arma de fuego.

En el inicio, el fiscal Guillermo Gonzalez Sacco pidió la liberación de un tercer joven ya que no disponía de las pruebas suficientes para formularle cargos.

La audiencia fue conducida por el juez Adrian Dvorzak mientras los imputados tuvieron la defensa de los abogados Manuel Maza y Luciano Perdriel.

González Sacco, asistido por Candela Sequeiras, relató el hecho de la madrugada del sábado donde fue asesinado Reyes, en la intersección de las calles 24 y 15. Habló de “seis a siete disparos”, de los cuales, uno alcanzó a la víctima, que falleció cuando era trasladado al hospital Zatti.

Según los testimonios, el fiscal manifestó que Reyes había visitado una familia y cuando se marchó, con un menor, fue interceptado a unos 150 metros por los dos jóvenes ahora imputados.

Uno de los agresores está señalado, incluso hay testigos -citados por González Sacco- que aseguran que recién dejo de que disparar cuando se quedó sin balas. El segundo detenido participó aunque todavía no existen precisiones de su actuación, por lo cual, su prisión preventiva tiene un plazo de 20 días ya que para entonces se estima disponer de mayores datos, a partir de pericias requeridas y, además, del relato del menor que acompañaba a Reyes.

El fiscal insistió en el resguardo de testigos, como también, se habló de la situación de conflictividad, incluso se manifestó que la esposa de uno de los detenidos denunció el domingo que le quemaron la casilla.

“El temor de los vecinos”, insistió González Sacco al reiterar la falta de precisiones o, directamente, la resistencia a declarar por parte de testigos.

Por su parte,  Mazza requirió información, entre ellas, cuántos disparos y cuántas armas. El fiscal estimó "entre seis y siete" detonaciones, y "las armas -por lo menos- dos aunque no fueron secuestradas".

Además, el defensor resaltó que sus defendidos s se entregaron en forma voluntaria en la jornada del mismo sábado.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Asesinato en Viedma: Prisión preventiva para dos detenidos