Así son los controles en la Línea Sur





1/3
En el acceso a Los Menucos, el municipio puso un puesto de desinfección de vehículos. (Foto: José Mellado)

En el acceso a Los Menucos, el municipio puso un puesto de desinfección de vehículos. (Foto: José Mellado)

2/3
En Comallo, los proveedores deben descargar la mercadería en los puestos de control para ser desinfectada. Luego la puede retirar el comerciante local. (Foto: Municipalidad de Comallo)

En Comallo, los proveedores deben descargar la mercadería en los puestos de control para ser desinfectada. Luego la puede retirar el comerciante local. (Foto: Municipalidad de Comallo)

3/3
En Jacobacci, los controles en distintos puntos de la ciudad son permanentes. (Foto: José Mellado)

En Jacobacci, los controles en distintos puntos de la ciudad son permanentes. (Foto: José Mellado)

En medio de la pandemia de coronavirus y con la cuarentena extendida por, al menos, un par de semanas más, se intensifican los controles en la Línea Sur.

Valcheta fue pionera en cerrar los ingresos, desinfectar los vehículos y exigir a los viajeros que cumplan con las medidas de higiene. También estableció el uso obligatorio de barbijos. Con el correr de los días se fueron sumando otras localidades de la zona.

Desde ayer, Jacobacci tiene un puesto de desinfección para los proveedores de alimentos, medicamentos, y otros artículos de primera necesidad a quienes se les permite el ingreso entre las 8 y las 17 horas. El mismo fue montado en el matadero municipal, en el acceso este a la ciudad por la ruta nacional 23.

A quienes pasan por la ruta nacional 23 y deben proveerse de combustible, se les acerca la nafta o el gas oil hasta los puestos de control, donde también se instalaron baños para uso público.

En Valcheta y Comallo, a expceción del rubro lácteo, los proveedores no ingresan al casco urbano. Deben descargar los productos en los puestos de control, allí se desinfectan y luego se les permite a los comerciantes locales retirarlos para su posterior venta.

Desde Bariloche llegan los alimentos y otros productos que consume la población. Funcionan dos puestos de control en la ruta nacional 23 con personal del municipio, policía y bomberos voluntarios. Aquellas personas que pasan por la localidad se los escolta con un móvil policial para que pueda continuar viaje. También se implemento una campaña de concientización sobre el uso del barbijo.

En Pilcaniyeu, los vecinos se autoconvocaron y se sumaron para reforzar los controles en el único ingreso a la localidad. El intendente, Néstor Ayuelef sostuvo que hasta hace unos días algunos vecinos salían e ingresaban al pueblo como si nada pasara, diciendo en el puesto de control que cuentan con “permisos especiales” de las autoridades. “Nadie tiene permisos especiales, salvo quienes trabajan en la emergencia. La población está preocupada. Por eso estamos tratando de dar una mano los vecinos para que los controles sean lo más efectivo posible”, detalló.

En el resto de los pueblos de la zona, los controles también son estrictos.


Comentarios


Así son los controles en la Línea Sur