Aviones rusos ayudan a Irak frente a los yihadistas

Mantienen la mayor ofensiva contra insurgentes. Bombardean antiguos palacios de Hussein.

#

Cinco aeronaves rusas empezaron a ser utilizadas por militares iraquíes.

BAGDAD

Miles de soldados, apoyados por tanques y por la aviación, avanzaban ayer en dirección de Tikrit, en la mayor ofensiva lanzada por las fuerzas iraquíes contra los insurgentes yihadistas sunnitas, cuya progresión ha sumido a Irak en el caos.

Para ayudarles a ganar terreno ante los insurgentes, que se han apoderado de amplias zonas del territorio desde el 9 de junio, Irak recibió de Rusia una primera entrega de cinco aviones de combates Sukhoi.

Las autoridades iraquíes gozan además del apoyo en el terreno de consejeros militares estadounidenses, mientras que drones sobrevolaban Bagdad.

La ofensiva de los insurgentes, comandados por los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha dejado más de mil muertos, según Naciones Unidas, y cientos de miles de desplazados.

En este contexto, el primer ministro iraquí, el chiita Nuri al Maliki, parece haber aceptado finalmente los reiterados llamamientos a la formación de un gobierno de unidad con todas las fuerzas políticas y comunitarias de este país, sumido en fuertes tensiones confesionales.

Los aviones Su-25 entregados deberían ayudar a las fuerzas iraquíes en su campaña contra los insurgentes. Un responsable iraquí indicó que los pilotos de la aviación bajo el régimen de Saddam Hussein serán los encargados de pilotar estos aviones, cuyo funcionamiento ya conocen.

Maliki había anunciado el jueves la compra a Rusia de una docena de aviones por un valor total estimado en 500 millones de dólares.

En el terreno, por segundo día consecutivo, el ejército estaba lanzado en una contraofensiva de envergadura en la provincia de Saladino (norte) con el fin de recobrar varias regiones conquistadas por los insurgentes, especialmente su capital, Tikrit, la ciudad del dictador derrocado Saddam Hussein, situada a 160 kilómetros al norte del Bagdad.

“Las fuerzas iraquíes avanzan desde diferentes lugares” en torno a Tikrit, informó el general Qassem Atta, portavoz de Maliki para la seguridad.

“En este momento se está combatiendo”, dijo, precisando que las fuerzas gubernamentales habían hecho estallar bombas colocadas a lo largo de las carreteras que conducen a la ciudad.

El ejército realizó ayer temprano ataques contra posiciones y refugios de los comandantes insurgentes en el centro y el oeste de la ciudad, indicaron testigos a la AFP.

Los bombardeos se centraron en especial en los antiguos palacios de Saddam Hussein, utilizados tras su caída por la administración local. Por el momento, se desconoce la existencia de víctimas mortales.

Asimismo, combatientes tribales y locales apoyados por las fuerzas kurdas avanzaban mucho más al norte en dirección a una localidad de mayoría chiita, situada al sur de Kirkuk, tomada por los insurgentes. Al menos un combatiente murió en los enfrentamientos.

Los yihadistas controlan otros sectores de la provincia de Saladino, así como Mosul, segunda ciudad de Irak, gran parte de la provincia de Nínive (norte), otros sectores de la provincia de Diyala (este), Kirkuk (norte) y Al Anbar (oeste).

Los responsables iraquíes reclaman desde hace semanas ataques aéreos estadounidenses contra los insurgentes.

A causa de los combates, más de 1,200 trabajadores chinos fueron evacuados de la región de Samarra (norte) hacia Bagdad, según la agencia oficial China Nueva. (AFP)


Comentarios


Aviones rusos ayudan a Irak frente a los yihadistas