Bajan los testeos en Bariloche porque hay menos contagios

Fuerte caída en la positividad de los hisopados, que llegó a trepar al 70% hace cuatro semanas. Antes se lo hacían a unos 300 pacientes por día y ahora a 70. “La gente no consulta porque bajaron los contagios”, aseguran desde el Hospital Carrillo.

En este momento, se realiza un promedio de 70 hisopados diarios con un nivel de positividad del 30%. Foto: archivo

En este momento, se realiza un promedio de 70 hisopados diarios con un nivel de positividad del 30%. Foto: archivo

Hace un mes el consultorio de respiratorios del hospital Ramón Carrillo de Bariloche llegó a recibir 300 pacientes por día con diferentes síntomas y la necesidad de someterse a un hisopado. El nivel de positividad de Covid-19 llegó a alcanzar el 70%. En este momento, aseguran que se realiza un promedio de 70 hisopados diarios con un nivel de positividad del 30%. 

“¿Hay pocos contagios o la gente simplemente no concurre a hisoparse?”, preguntó RÍO NEGRO. “La gente nunca dejó de venir. Si hay algún síntoma, siempre buscan un diagnóstico. Hoy, con algún síntoma, tenés un 30% de probabilidades de tener Covid. Hasta hace unas semanas, era del 70%”, respondió Fernando Tortosa, jefe del Departamento Médico del hospital de Bariloche.  

El médico destacó que hoy, hay “muchas bocas para hisoparse. La gente no consulta porque bajaron los contagios. Ese es nuestro termómetro. Cuando estás enfermo vas a la consulta”.  

Durante toda la pandemia, solo se realizaron hisopados en el hospital Ramón Carrillo y en los dos centros privados. Desde mayo, las autoridades del hospital decidieron sumar dos lugares de testeos.  

Los centros de salud continúan los testeos del Plan Detectar para pacientes asintomáticos. El hospital público y el centro modular del kilómetro 8 fueron destinados a las personas mayores de 40 años o con algún factor de riesgo; mientras que los menores de 40, sin factores de riesgo, pueden concurrir al gimnasio de Bomberos Voluntarios o al centro modular. 

La decisión de descentralizar los lugares donde realizar los hisopados, explicaron, tuvo que ver con la necesidad de focalizar la atención en las personas que requirieran más atención.  

“En la primera parte de abril, cuando tuvimos un incremento exponencial, la positividad pasó de un 20% a un 60%, lo que marcaba amplia circulación viral. Dos semanas después, la ocupación de camas no cesó y tuvimos que reorganizarnos para atender a mucha gente en su casa para darle un seguimiento apropiado y, si lo requerían, internarla”, manifestó Tortosa.  

Los contagios empezaron a disminuir gradualmente con las medidas de restricción hasta llegar a las 70 consultas diarias, con un 30% de positividad. “Venía sostenido, arriba del 40%, y recién hace 5 días, bajó la positividad al 30%. Es promisorio pero la ocupación de terapia intensiva sigue altísima, en un 95%. No es lo ideal. Estamos pasados de la cantidad de camas por más que podamos seguir dando respuestas”, dijo Tortosa.  

En este sentido, el médico se mostró sorprendido: “En el pico anterior cuando bajó la positividad y el número de consultas, bajó la ocupación de camas. Ahora no”.  

Planteó también que hoy, quienes contraen la enfermedad de manera grave son quienes no están vacunados. “Solo hemos tenido uno o dos casos graves en personas vacunadas. Por lo general, es gente joven”, dijo. 


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Bajan los testeos en Bariloche porque hay menos contagios