Bariloche piensa en una app para reducir la basura de las calles

Se aprobó una ordenanza que multa por arrojar basura fuera del residuo domiciliario pero buscan mecanismos para controlarlo.

31 oct 2016 - 00:00

Arrojar un papel o un envase en la calle podría significar hacerse cargo de multas que comienzan en 500 pesos. Se trata de una de las sanciones que estableció el Concejo Municipal, luego de que el oficialismo impulsara una actualización de una vieja normativa de 1970.

El concejal Andrés Martínez Infante fue uno de los autores de la ordenanza que tiene por objetivo “prevenir y no cobrar por la suciedad”. De hecho, entre los fundamentos del texto aprobado se apela al “compromiso ciudadano” en una cruzada que apunta a no ensuciar los paisajes que hacen de Bariloche uno de los principales destinos turísticos del país.

Pero la necesidad de contar con un inspector municipal en el momento preciso en el que se comete la falta se convirtió en el primer obstáculo. Por eso Martínez Infante adelantó que la segunda parte del trabajo legislativo será “ampliar los medios probatorios” para hacer efectiva una infracción.

El concejal reconoció a “Río Negro” que se analiza la creación de una aplicación móvil que permitirá a los propios barilochenses ejercer el rol fiscalizador. “La persona se registra y si verifica un incumplimiento lo hace saber”, resumió acerca del uso de fotografías o videos.

“Esto no es novedoso”, recalcó Martínez Infante acerca de una herramienta que ya se utiliza en los municipios de Tigre y Rosario. “Permiten la colaboración de vecinos y juntas vecinales”, entendió acerca del uso de nuevas tecnologías.

Incluso las cámaras de seguridad formarán parte de la red de denunciantes que permitiría subsanar la habitual escasez de inspectores municipales.

Castigo ejemplar

La modificación del artículo 145 de uno de los anexos de la Ordenanza Tarifaria, también busca desalentar la proliferación de basureros clandestinos. “Algunos vecinos suponen que no se los controla y tiran basura en cualquier lado”, aseguró Martínez Infante quien además identificó al centro de la ciudad, la periferia del Centro de Residuos Urbanos (exvertedero), las tierras del Ejército Nacional y el viejo camino a Colonia Suiza como puntos críticos.

La primera escala en las multas estima un tope de 2.500 pesos para quienes dejen envases o papeles fuera de los cestos domiciliarios o públicos, y eleva esa cifra hasta los 50.000 pesos, calculables sobre metros cúbicos de material, para los casos de residuos forestales, de obra o autopartes sobre veredas, terrenos baldíos o espacios públicos.

Los patógenos también fueron contemplados y sufrirán un incremento de hasta un 200% sobre el cálculo inicial.

Un caso novedoso es el de aquellos vehículos involucrados. Es que el municipio podrá secuestrarlos y el titular, además de la multa, tendrá que hacerse cargo del acarreo y el tiempo de estadía en el playón municipal.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.