Deporte adaptado para incluir

Adam busca profesionalizar en distintas disciplinas a los deportistas con discapacidad. Los logros están a la vista y Andrea Laskai, el “alma mater” del grupo, va por más.

10 nov 2018 - 17:10

El deporte como herramienta de inclusión y de equidad. Esa es la premisa que llevan adelante once profesionales que ponen pasión para que 148 personas de todas las edades y con distintas discapacidades, tengan un espacio para recrearse y también formarse como deportistas.

Adam (Actividad Deportiva Adaptada Municipal) lleva 25 años formando deportistas y logró hace dos el hecho histórico de que una joven de su semillero, Karina Loyola, llegara a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro y hoy entrene en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) con el objetivo de llegar a Tokio en 2020.

Hoy 148 personas, desde niños de 4 años hasta adultos que llegan a los 63, participan de un abanico enorme de opciones recreativas y deportivas de Adam, un espacio con mucho empuje que lidera Andrea Laskai (jefa de división de Adultos Mayores y Deporte Adaptado) y que depende de la Subsecretaría de Deportes.

“De ser un grupo en un gimnasio para recrearnos, ahora pasamos a tener profesionalización de cada deporte y con muy buenos resultados”, destacó Andrea quien más allá de la cuestión deportiva siente que la misión está cumplida cuando una persona con discapacidad mejora su calidad de vida.

Adam reúne a personas con discapacidades sensoriales, motrices e intelectuales y los profesores intentan buscar el potencial de cada uno para que entrene y se profesionalice en alguna disciplina. Gracias a los logros, el municipio acompaña el crecimiento de esta área e incluso este año sumó una nueva actividad como el Taekwondo WTF adaptado.

Andrea se integró a Adam en 1994, un año después de su creación. Había llegado a Bariloche en 1989, luego de recibirse de profesora de Educación Física en el Instituto Nacional de Educación Física de Avellaneda. Trabajó en la Escuela 298 y de inmediato se orientó a las personas con discapacidad cuando ingresó a la Escuela Especial 6. Hoy continúa en la docencia desde la Escuela Especial 19.

“Me sigo emocionando como el primer día cuando veo los logros de los chicos”, asegura esta profesora que desde muy chica tenía en claro sus objetivos, y a su deseo de convertirse en profesora de Educación Física sumó su interés por las personas con discapacidad.

Todo se inició cuando siendo una adolescente, en primer año, ingresó al aula una alumna no vidente, Ingrid. Ante la respuesta de la mayoría de sus compañeros que se alejaron de inmediato, Andrea optó por acompañarla y convertirse en su compañera.

En las clases de Educación Física se transformó en la auxiliar de Ingrid y hasta idearon un sistema para correr atadas de un hilo por el dedo meñique, para que Ingrid pueda orientarse en el trayecto. Luego vinieron más desafíos y su compañera quiso ir a un gimnasio a practicar lo mismo que Andrea hacía y resultó becada por el Club Avellaneda como una de las primeras personas no videntes que incursionaba en el ámbito deportivo.

Por entonces era la década del ‘80 donde “la discapacidad se encondía”.

Juan Muena, Miguel Tapia, Agustina Taglialegna, Cristofer Espada Paredes, Joaquín Asencio y Dante Pizzuti volvieron con medallas de los Evita.
Amplio abanico de propuestas
La propuesta de Adam incluye actividades lúdicas, deportivas y recreativas. En deportes se intenta profesionalizar en Levantamiento de Pesas; Fútbol de Salón para personas con discapacidad visual y Fútbol de salón para personas con discapacidad intelectual; TEA (trastorno del espectro autista) al que asisten 8 chicos con sus asistentes; Remo; Atletismo; Natación; y para personas con discapacidad motriz hay tres opciones deportivas: Básquet en Silla, Boccia y Tenis de Mesa.
“Comenzamos con poca gente, costaba visibilizar a la persona con discapacidad en la calle. Hoy los pibes cada vez nos eligen más”
Andrea Laskai

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.