En veinte años volverá el bosque a la ladera sur del cerro Otto

Comenzó la reforestación de dos áreas afectadas por grandes incendios. Con financiamiento nacional, la provincia y el INTA encararon las primeras tareas. Plantarán lengas, ñires, coihues, maitenes y cipreses, pero no quitarán la vegetación invasiva que se generó en los últimos años.

12 sep 2018 - 00:00

En la ladera sur del cerro Otto donde hoy lucen aún tiznados los esqueletos de añejas lengas afectadas por dos grandes incendios en los últimos 23 años, volverán a crecer árboles nativos a través de un plan de reforestación que comenzó ayer con la plantación de un puñado de ejemplares.

En dos décadas estará repoblado de nativas nuevamente y se volverá a considerar un bosque la ladera del cerro más próximo a Bariloche porque el trabajo iniciado ayer tendrá su tiempo de maduración y crecimiento.

Con la plantación de diez lengas, referentes de la dirección provincial de Bosques y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), junto a otras instituciones, comenzaron el programa de reforestación que tiene un plazo de 3 años y un financiamiento de la Dirección de Bosques de la Nación por un monto de 1,1 millones de pesos.

En total suman 71,5 hectáreas en dos áreas de la ladera sur que serán reforestadas. Un sector que consta de la primera etapa abarca 14 hectáreas, debajo del complejo Piedras Blancas, que sufrieron un incendio forestal en 2013, y otro sector de más de 55 hectáreas en inmediaciones de un predio perteneciente al Ejército que se incendiaron en 1995.

En la primera etapa se plantarán 7.500 plantas de nativas como lengas, ñires, coihues, maitenes y cipreses de la cordillera.

La reforestación se realizará en un plan progresivo de 3 años, comenzando este 2018 por el área de 14 hectáreas afectadas por un incendio en 2013. “En 5 años se van a ver las plantas, en 10 años va a estar más claro que hay una plantación y en 20 años vamos a tener un bosque”, precisó a “Río Negro” Mario Pastorino responsable del proyecto y trabajador de INTA Bariloche.

Pastorino explicó que con la plantación que se prevé no se intervendrá “la base que se generó en forma espontánea” con especies invasivas que crecieron en el suelo degradado y solo se limpiará el área donde se realiza el pozo para colocar la planta.

Esta reforestación forma parte de un programa de financiamiento nacional a través de la Secretaría de Medio Ambiente y contempla una tarea plurianual que establece además una instancia con los viveros para la preparación de las plantas a utilizar.

Para el inicio de este programa de reforestación estuvo el director nacional de Bosques, Juan Pedro Cano, quien remarcó que “el criterio principal es restaurar la flora autóctona” del lugar y que el proyecto del cerro Otto fue uno de los seleccionados a nivel país.

Marcelo Perdomo, director de Bosques de Río Negro, también fue de la partida del inicio de la reforestación y remarcó la importancia “desde el punto de vista de conservación y el ambiente sustentable”.

El aporte del INTA Bariloche es técnico. Los profesionales del organismo son quieres definen la especie, el método de plantación y tamaño de las plantas.

Superficie
71,5
hectáreas son las que se reforestarán con especies nativas en un plazo de 3 años.
Dos grandes incendios forestales afectaron en los últimos años la ladera sur del cerro Otto. Uno ocurrió en 1995 y el otro, en 2013.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.