Todo listo para el partido despedida de Diego Guaita en Roca: «Llegó la hora de disfrutar»

Tras 24 años de una exitosa carrera en los mejores equipos del país, Diego Guaita tendrá este sábado su partido homenaje en Roca. Será en el Polideportivo Gimena Padín de Roca, mismo gimnasio que lo vio debutar.





Con apenas 15 años, Diego Guaita debutó en la Liga Nacional de básquet con Deportivo Roca. Fue el 14 de enero de 1998, contra Regatas de San Nicolás, el día que inicio una carrera brillante que se extendió a lo largo de 24 años jugando en el mejor nivel posible. Fue campeón de la Liga Nacional con Boca en la temporada 2003/04, tuvo un gran paso por el ascenso de España y fue parte de los clubes más importantes del país como Lanús, Atenas de Córdoba, Olímpico de La Banda y Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

En eso estamos de RN Radio (90.9 en Neuquén y 105.7 en Roca) recibió en sus estudios al experimentado basquetbolista para hacer un repaso de su campaña, en la previa al partido homenaje que se le realizará éste sábado en el Polideportivo Gimena Padín de Roca, a partir de las 21.30 con entrada libre y gratuita aunque quienes lo deseen puede llevar un alimento no perecedero.

«Estuve pensando mucho en este tiempo, somos una familia muy unida. Estuve mucho tiempo lejos de casa, y pensé que llego la hora de disfrutar de mis hijas y mi mujer, acompañarlas en todo momento. Fue una sorpresa lo del partido homenaje. No sabía nada, cuando le mostré la publicación a mi señora, me dijo que hacía meses la estaban organizando», explicó el experimentado jugador.

El partido homenaje, que contará con grandes jugadores de la región, excompañeros de Guaita y grandes proyectos locales fue organizado por su gran amigo de la infancia: Pablo Torres. «Es un orgullo y un placer que lo haga Pablito, mejor que él no me conoce nadie. No sé que irá a pasar y cómo va a ser, sé que viniendo de Pablo se puede esperar cualquier sorpresa».

A pesar de que se fue de la ciudad en busca del sueño de ser profesional con apenas 17 años, Diego nunca olvidó sus orígenes y sus amistades: «Los recuerdos que tengo están muy familiarizados con Pablo. Entrenábamos en todas las categorías. Un día me avisaron que tenía que ir a entrenar al Poli, y me dijo que él no tenía que entrenar. Ahí me avisó que había salido en el diario y me enteré que iba a jugar con el plantel de Primera».

«La convocatoria me sorprendió, pero siempre fue atrevido en el buen sentido. En mi primer entrenamiento con ese plantel tenía 14 años, y no me importó a quién tenía adelante», detalló el exDepo sobre sus primeros pasos como jugador.

En el 2.000 el Naranja descendió y pasó a jugar el antiguo TNA (Torneo Nacional de Ascenso), donde Guaita empezó a ganar cierto protagonismo, jugó muchos minutos y adquirió rodaje. Después pasó a Boca: «Fue una época espectacular».

«La época en la que estuve fue una de las mejores de Boca en cuanto al fútbol y al básquet. Es un club grande, con mucho profesionalismo», detalló sobre su paso por el Xeneize, donde se consagró en la temporada 2003/04.

Antes de llegar a Boca, Diego se dio el lujo de ser parte de una convocatoria para una selección juvenil: «Para todo jugador, llegar algún día a la Selección es un sueño, estás a disposición de lo que te pueda llegar. Para mí fue espectacular. Puedo decir mil cosas, pero no sé si llego a explicar lo que sentís cuando jugás con la Selección. Cada uno lo vive a su forma, pero para mí fue una de las cosas más lindas de mi carrera».

Sobre el campeonato que obtuvo con la Azul y Oro, comentó: «Ser campeón de la Liga Nacional es una sensación tremenda… Llegás a la cumbre de eso por lo que venís entrenando tantos años. Teníamos un equipazo, y éramos muy competitivos. Todos estábamos contentos, todos queríamos ir a entrenar y ganar en las prácticas. Era una competencia muy sana, siempre al límite».

Luego llegó su pase al básquet de España, donde la rompió en el ascenso. «El pase a Europa lo viví como algo lindo pero normal, la única diferencia es que los primeros dos años los viví como extranjero, sin el pase comunitario. Tuvimos una grandísima temporada, nos tocó salir campeones de la Copa Príncipe. Ahí salí goleador y MVP, lo viví como una caricia al trabajo».

Tras su paso por Europa, Guaita regresó al país en 2010 y desde aquel momento formó parte de los mejores equipos del país: Olímpico de La Banda (donde se convirtió en el máximo goleador del club), Lanús, Obras Sanitarias, Atenas de Córdoba, Gimnasia de Comodoro Rivadavia y Peñarol de Mar del Plata. En sus últimas temporadas también dio cátedra de juego en la Liga Argentina, segunda categoría.

Si bien en todos los equipos en los que jugó dejó una marca, sin lugar a dudas que uno de sus lugares en el mundo es Santiago del Estero: «Olímpico de La Banda tiene mi corazón ganado y es mi familia. Es un club que me ha dado todo y que siempre estuvo ahí. Deportiva y familiarmente es un 10″.

Sobre su crecimiento personal como jugador y persona a lo largo de su campaña, comentó: «Siempre intenté buscar la forma de que más allá de la edad se pueda mejorar algo. Siempre estuve disponible para entrenar, a disposición de lo que me pedían. Si entrenás y trabajás duro, y sobre todo si escuchás y mirás, aprendés muchísimo. Tuve la suerte de compartir equipo con Luifa Scola, y me quedaba mirándolo».

Con respecto a la evolución de su juego, en sus inicios fue un pivot de mucho juego interno, pero con el correr de los partidos salió al perímetro para darle rienda suelta a su tiro de tres puntos.

«Siempre fui tirador, pasa que no tiraba. Acá en la zona marqué mucha diferencia jugando al poste bajo, por eso no era tan necesario tirar de 3. En Boca lo empecé a trabajar más. Me fui adaptando. Hubo años que, en una misma temporada, jugué de 3, de 4 y de 5. Y uno se va acomodando dependiendo del momento que estás pasando también», explicó.

En cuanto su futuro, la única certeza que tiene es la de mantenerse cerca del mundo del básquet: «Estoy haciendo el curso de entrenador y estoy haciendo tecnificaciones aparte. Me siento con todas las ganas y el arsenal para seguir trabajando en el básquet. Hablo constantemente con entrenadores para que me den una mano para afrontar ese momento».

Para finalizar, Guaita se tomó un rato para reflexionar sobre el presente de la disciplina en la zona: «El básquet regional me encanta. Me encanta que salga gente de acá, eso habla mucho y bien de la dedicación que se le pone acá. Es un aplauso grande para los chicos y los entrenadores».

Escuchá la entrevista con Diego Guaita en «En eso estamos» de RN Radio

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Todo listo para el partido despedida de Diego Guaita en Roca: «Llegó la hora de disfrutar»