“Basura”



Cualquier ciudadano común como yo advierte que en nuestra ciudad se han producido grandes e importantes cambios. Los servicios externos prestados por la municipalidad, como la recolección de residuos, el barrido y la limpieza, funcionan del modo que se espera, es decir, bien y hasta muy bien. La atención del personal municipal, en todos los sentidos, ha mejorado notablemente, lo que incluye el trato brindado al vecino. Y, como no podía ser de otra manera, el dictamen del vecindario es, en su mayoría, parecido al mío; así lo demuestra el elevado nivel de cobranza de tasas, simple consecuencia de la comprobación de que el tributo municipal se invierte en obras que agradan a los vecinos y sorprenden a los visitantes. Sin embargo, en este cielo tan placentero hay nubarrones. En la cuadra de la calle España donde tengo mi casa y en lo que hasta no hace mucho fue la Casa del Industrial, hay un sector sin vereda y muy descuidado que desluce todo el lugar. Empeoran la situación quienes, tal vez estimulados por el feo estado del trecho, arrojan sus residuos en la tierra descuidada y es así como la ciudad de tan agradable paisaje general brinda en ese sector una imagen de desaseo que alcanza y molesta a todos los vecinos. Ni siquiera el esfuerzo de un empresario automotriz que paga un contenedor privado para sus residuos pero que acepta de buen grado los de sus vecinos ha logrado modificar las actitudes inescrupulosas. Se unen así dos particularidades: la satisfacción mayoritaria con el estado general de la ciudad, acompañada por el esfuerzo individual de cada vecino que respalda la tarea municipal, y la actitud negativa de personajes como los citados que, con toda seguridad, debe tener réplica en algún otro barrio. Muchas veces he deseado que quienes contribuyen a afear la ciudad toquen el timbre de mi casa para encontrar juntos una solución a este inconveniente, tras una breve explicación sobre normas elementales de urbanidad. Pero no ha sucedido, a pesar de que una explicación de ese tipo tendría el mayor y generoso respaldo del vecindario. Cuidemos el medioambiente. Juan Carlos Alcoleas, LE 7.572.725 - Roca

Juan Carlos Alcoleas, LE 7.572.725 - Roca


Comentarios


“Basura”