“Blade Runner 2049”, homenaje a una película de culto

Llevó su tiempo, hubo muchos cambios en su producción y finalmente el jueves la secuela de la película de Ridley Scott llegará a las salas de los cines de la región. Los replicantes una vez más son una amenaza y Harrison Ford será clave en la historia.



2
#

3
#

4
#

6
#

7
#

8
#

Tres pequeños cortos sirvieron lo s últimos meses para mostrar algo de que vendría y presentar a algunos de los nuevos personajes con los que el jueves llegará a las salas de los cines argentinos “Blade Runner 2049”, la secuela de un clásico que hizo historia por su puesta en escena y su aura futurista y que fue uno de los títulos más importantes en la trayectoria de Harrison Ford, quien vuelve 35 años después como el detective Rick Deckard.

En esta ocasión, el peso del filme recae sobre Ryan Gosling, metido en la piel del oficial K, un agente de policía de Los Ángeles que descubre un oscuro secreto que podría acabar con la humanidad. Esa misión lo lleva a buscar a Deckard, un hombre que lleva 30 años desaparecido.

En manos del canadiense Dennis Villenueve, un aclamado director al que se le aplaudió su primer paso en la ciencia ficción con “La llegada”, recayó la responsabilidad de replicar la atmósfera que creó Ridley Scott en 1982, un reputado experto en ciencia ficción que logró que su filme, con Sean Young y Edward James Olmos, se convirtiera en un título de culto con los años.

La película original además está considerada como un precursora del género cyberpunk, fue candidata a dos Oscar y se basó parcialmente en la novela de Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.

La secuela es un sueño que se hizo posible después de 18 años de intentar materializarlo. Tanto Ridley como su hermano Tony Scott estuvieron involucrados en las conversaciones, pendientes de saber si Harrison Ford estaría dispuesto a volver.

Finalmente se consiguió que regrese aunque de forma más secundaria, gracias en parte a la presencia de Hampton Fancher, el guionista de la película original. También su sumaron al reparto Robin Wright, Jared Leto y la española Ana de Armas.

Por Villenueve y los trailers que se presentaron después se sabe que está ambientada en Los Ángeles de nuevo, en el mismo marco distópico de la primera y que se produce varias décadas después, en el año 2049. Sin embargo, hay cosas que cambiaron. La atmósfera es diferente. “El clima se ha enloquecido, el océano, la lluvia, la nieve, todo es tóxico”, explica el director.

También sabemos que Villenueve respetó al máximo varias ideas de Scott, que en esta ocasión ejerció de productor ejecutivo. Una de ellas tiene que ver con la verdadera identidad de Deckard, sin aclarar a estas alturas si es o no un replicante (humanos artificiales imposibles de identificar por su aspecto físico). De acuerdo con realizador francés, tanto Ford como Scott siguen teniendo ese dilema 30 años después. “Decidí que en la película Deckard no estuviera seguro, al igual que nosotros, de su verdadera identidad. Porque me gusta eso. Me gusta el misterio”.

En cuanto a Ford, el actor que aceptó volver a hacer de Han Solo y de Indiana Jones muchos años después, dice que lo que lo convenció fue el guión, como casi siempre. “Es interesante desarrollar un personaje después de un largo periodo de tiempo, pero solo funciona si está bien entramado en la historia y se le puede dar contenido emocional”.

En cuanto al hombre que ahora lleva la voz cantante, Gosling, Ford dice que aporta inteligencia emocional muy real a la película, sin que quede claro si habrá, al menos, otra entrega más.

La película original fue candidata a dos Oscar y se basó parcialmente en la novela de Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.

El regreso de Ford fue fundamental para que se realizara la secuela. El actor vuelve a encarnar a Deckard, quien estuvo escondido 30 años.

El gran éxito de videoclub

Datos

La película original fue candidata a dos Oscar y se basó parcialmente en la novela de Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.
El regreso de Ford fue fundamental para que se realizara la secuela. El actor vuelve a encarnar a Deckard, quien estuvo escondido 30 años.
Cuando “Blade Runner” se estrenó en 1982 no fue un éxito. No convenció al público en la taquilla, recaudó en su primer fin de semana sólo 6,15 millones de dólares en los EE.UU.
Tampoco los críticos la recibieron con elogios. Desconcertó a muchos y otros la lapidaron señalando su falta de acción. A nadie le gustó su final feliz, que no condice con el resto de la trama.
Hasta el autor de ciencia ficción Brian Aldiss la enterró cuando escribió que “es un calenturiento fárrago de ciencia-ficción mezclado con machismo detectivesco y hundido por el peso de sus pretenciosos decorados”.
Todo un fracaso que se convirtió en suceso tan grande en los videoclubes que cuando la tecnología cambió “Blade Runner” fue una de las primeras películas en editarse en DVD.
Hay muchas, pero aquí damos cinco razones por las que se convirtió en un filme de culto.

Comentarios


“Blade Runner 2049”, homenaje a una película de culto