Copa Libertadores: Racing se quedó con el primer duelo ante Boca por los cuartos de final

Melgarejo (35) festeja el gol de  Racing para la victoria ante Boca en el Cilindro de Avellaneda, en un encuentro válido por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.
Foto: Damian Dopacio/Pool ARGRA/cf/Telam

Melgarejo (35) festeja el gol de Racing para la victoria ante Boca en el Cilindro de Avellaneda, en un encuentro válido por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. Foto: Damian Dopacio/Pool ARGRA/cf/Telam

Este clásico argentino en contexto copero y de pronóstico reservado, tuvo su primer indicio de cara a las semifinales de la Libertadores: Racing fue más que Boca, lo venció 1-0 en el Cilindro de Avellaneda y dio un paso enorme para meterse entre los mejores cuatro del continente.

La Academia fue más ordenado, tuvo más variantes que su rival, y salvo los últimos 10 minutos del primer tiempo, no pasó contratiempos ante un equipo Xeneize que sumó su segunda derrota al hilo en este torneo.
Ahora habrá que esperar hasta el miércoles 23, día de la revancha en La Bombonera, para saber quien enfrentará por las semifinales de la Copa a Santos, que anoche goleó 4-1 a Gremio.

El cruce de ida de los cuartos de final finalizó sin goles el primer tiempo. Los primeros 25 minutos fueron una partida de ajedrez. Hubo mucho estudio en cada movimiento, atentos a lo que hacía el rival, con progresión criteriosa -principalmente Racing- pero sin la profundidad necesaria como para inquietar a los arqueros.

Ante estas posturas, no hubo siquiera una jugada de peligro real en la primera media hora de partido y poco a poco todo se hizo muy previsible y carente de sorpresas. Daba la sensación de que a Boca le faltaba un mediocampista que conectara el circuito ofensivo, porque Edwin Cardona quedaba a mitad de camino entre la obediencia táctica y su función de crear juego.

Llegando a los 30’ , un caño de Sebastián Villa a Sigali rompió la estructura académica, el colombiano encontró a Carlos Tevez, quien metió un latigazo al arco que Gabriel Arias respondió con solvencia. A la siguiente jugada, a Fabra se le fue largo un dominio de balón, Sigali pisó el área libre de marcas pero su derechazo se fue ancho. Luego de media hora de rigor táctico, por virtudes propias o errores ajenos, comenzaron a aparecer las chances.

Racing, que había dominado territorialmente con las subidas de Fabricio Domínguez y Eugenio Mena, comenzó a quedarse y Boca se adueñó del partido antes del descanso. Primero lo tuvo Fabra, pero Arias tapó el remate; Villa comenzó a ganar por izquierda, el Toto Salvio por derecha y Tevez por el centro fue una amenaza constante en los últimos diez minutos de la etapa. El Apache tuvo el primero antes del cierre, pero su remate se fue desviado.


A la vuelta de los vestuarios y cuando la tónica del juego parecía no cambiar, en una de las mejores jugadas colectivas del partido, Racing abrió el abanico de ataque de derecha a izquierda. Eugenio Mena tiró un centro perfecto al centro del área y Melgarejo, de los mejores de la Academia en el clásico, metió una palomita inatajable para el 1-0.

Boca puso más nervio que fútbol, no salió de su mala efectividad y vio como Racing le manejó el partido con oficio por más de 30’. Ahora el Xeneize deberá torcer en 90’ todo lo que no viene haciendo entre Copa y torneo local: ganar (lleva cuatro sin hacerlo) y marcar goles (un solo festejo en ese lapso).


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Copa Libertadores: Racing se quedó con el primer duelo ante Boca por los cuartos de final