Bolivia: evalúan usar un decreto para salvar las elecciones

La falta de una salida a la crisis institucional por la redistribución de escaños legislativos podría ser sorteada con un decreto del presidente provisional Rodríguez.



LA PAZ.- El presidente de Bolivia, Eduardo Rodríguez, estudiaba ayer un decreto de distribución de escaños parlamentarios, en un nuevo esfuerzo por salvar las elecciones del 4 de diciembre próximo, en vilo por pugnas entre regiones y el Congreso.

El mandatario recogió el apoyo de los principales candidatos presidenciales para esta iniciativa en encuentros por separado la víspera en el palacio de gobierno y tras la ausencia de consenso en el Congreso, que debe dilucidar el tema, en receso hasta el martes pese a la urgencia de su tratamiento.

El gobernante admitió ante directores de medios locales el riesgo "de no llegar a (las) elecciones", luego de fracasar una propuesta y una reunión político regional planteadas por él en procura de un acuerdo que salve los comicios. La realización de elecciones en la fecha prevista depende de un acuerdo sobre una redistribución de escaños parlamentarios ordenada por el Tribunal Constitucional por razones demográficas, en beneficio de unos departamentos y en desmedro de otros.

La indefinición, que mantiene polarizadas a Santa Cruz y La Paz, los departamentos más importantes del país, llevó al presidente de la comisión de Gobierno de la Cámara de Diputados, Millán Ribera, a vislumbrar "el fantasma de un golpe de Estado que acabaría con la democracia", recuperada en 1982 tras un largo período de regímenes militares.

Rodríguez, que asumió en junio en reemplazo del renunciante Carlos Mesa con la misión de conducir las elecciones, está facultado para ratificar por decreto los comicios y distribuir escaños, basado en la Constitución y respaldado por el Pacto de San José, según el ex viceministro de Justicia, Carlos Alarcón.

La incertidumbre que rodea a la consulta popular no impide, sin embargo, que ocho candidatos presidenciales continúen con sendas campañas de proselitismo.

Las últimas encuestas de voto encumbran al socialista Evo Morales y al derechista Jorge Quiroga como los candidatos más firmes para la presidencia. Según recientes datos de la Corte Nacional Electoral, más de 3,6 millones de ciudadanos están habilitados para sufragar.

La radical dirigencia cívica de Santa Cruz ratificó en tanto la adopción de medidas de protesta en caso de que su bancada parlamentaria no encuentre eco en la Cámara Baja a su demanda de sumar cuatro escaños más. Entre ellas destacan la orden de repliegue de su bancada del Congreso, el desacato a los actos y resoluciones de los poderes Legislativo y Ejecutivo y el boicot a las elecciones de diciembre.


Comentarios


Bolivia: evalúan usar un decreto para salvar las elecciones