Bush inició una gira por la región, con poco para ofrecer

Ratificará medidas ya anunciadas y exhortará al libre comercio

Washington (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, inició ayer su visita a Latinoamérica dispuesto a renovar sus promesas y demostrar que no habla en vano cuando afirma su compromiso con los vecinos del sur.

Bush, cuyo interés por Latinoamérica quedó muy relegado tras los atentados terroristas del 11 de septiembre, quiere demostrar que la región sigue ocupando un lugar importante en sus prioridades de gobierno.

"Sigo estando muy comprometido con Latinoamérica", aseguró el presidente en declaraciones realizadas con motivo de su gira por México, Perú y El Salvador, que incluirá también reuniones de grupo con los presidentes andinos y centroamericanos.

Bush "intenta retomar la iniciativa con Latinoamérica, que era una prioridad de su gobierno, y que casi desapareció tras los atentados terroristas del 11 de septiembre", dijo Peter Hakim, director de Diálogo Interamericano

Para Carol Graham, especialista en América Latina de Brookings Institution, Bush "no tiene nada concreto aún, pero quieren poner de nuevo en la mesa los asuntos prioritarios" para la región.

Los atentados llegaron sólo seis días después de que Bush y el presidente mexicano, Vicente Fox, celebraran una visita de Estado de este último a la Casa Blanca, en la que el anfitrión prometió tratar de sacar adelante una reforma de las leyes de emigración que beneficiara a los inmigrantes ilegales mexicanos, de los que hay unos tres millones en EEUU.

Para Hakim, Bush quiere "restablecer la relación de alto nivel con Fox, que había quedado dañada de cierta forma tras los atentados", para poder avanzar las negociaciones bilaterales, no sólo sobre inmigración, sino también sobre control de las fronteras.

Aún así, este experto previno que "los resultados no serán muy grandes".

Además de la inmigración, los asuntos comerciales centrarán las etapas de Bush en Perú y El Salvador.

Pero el presidente estadounidense no podrá hacer mucho, excepto repetir buenas palabras y recordar su tradicional apoyo a la prórroga de la Protección Temporal (TPS), que beneficia a cientos de miles de inmigrantes salvadoreños y hondureños, y que debe ser prorrogada antes de septiembre.

En comercio, Graham afirma que "la auténtica lástima es que no se ha aprobado aún el mecanismo de "fast-track", y que permitiría al Gobierno negociar acuerdos comerciales por la vía rápida. Esa ley está atascada en el Congreso. La Cámara de Representantes la aprobó en diciembre, y el Senado podría hacerlo próximamente, pero las modificaciones podrían hacer que el texto vuelva a la Cámara baja.

En Perú, adonde llegará hoy, Bush tampoco tendrá la renovación de la ley de Arancelarias Andinas, aunque es un asunto que también se da por hecho en Washington y no genera controversias. Para Hakim, la visita de Bush a Perú es "simbólica" para ese país, a quien EEUU querría "premiar" por sus reformas democráticas y económicas.

Perú lo espera en alerta máxima

LIMA (Reuters).- Ensombrecido por un mortal ataque cerca a la embajada de Estados Unidos en Lima y sin un esperado pacto arancelario bajo el brazo, el presidente estadounidense, George W. Bush, llegará el sábado a Perú para una visita de menos de 17 horas en medio de extremas medidas de seguridad.

Bush, quien arribará a Perú desde México, donde participa en un foro sobre desarrollo organizado por las Naciones Unidas, será el primer mandatario estadounidense que hace una visita oficial a esta empobrecida nación andina.

La explosión la noche del miércoles de un coche bomba a 100 metros de la embajada de Estados Unidos en Lima dejó nueve muertos y 30 heridos e hizo recordar a los peruanos tiempos que parecían olvidados, como los de las décadas de 1980 y 1990, cuando eran comunes los ataques guerrilleros.

Tras declarar duelo nacional por el ataque, el presidente Alejandro Toledo, anunció que pediría al congreso la tarde del viernes "facultades extraordinarias", para legislar contra el terrorismo. "Voy a buscar la cohesión (en el Legislativo) frente al terrorismo", dijo Toledo en Palacio de Gobierno tras reunirse con los líderes de distintos partidos políticos y dirigentes de organizaciones civiles y religiosas. El sorpresivo atentado obligó a Perú -cuya policía se ha declarado en "alerta máxima"- a reforzar medidas de seguridad ante la visita de Bush.

España vuelve a movilizarse en las calles contra el terrorismo

Madrid (EFE).- Miles de ciudadanos salieron ayer a la calle en la localidad vasca de Orio en repulsa por el asesinato del edil socialista Juan Priede a manos de ETA, en una muestra de condena al terrorismo que se repitió en Madrid y otras ciudades españolas.

El concejal socialista, de 69 años, fue tiroteado mientras tomaba café en un bar de Orio, por dos individuos que, a cara descubierta, le dispararon varias veces en la cabeza y se dieron a la fuga.

Priede es el tercer cargo socialista contra el que ETA atenta en el último mes, después de los fallidos ataques contra la concejal de Portugalete, Esther Cabezudo, y el líder de las Juventudes Socialistas vascas, Eduardo Madina.

El atentado llevará el duelo al congreso regional que los socialistas vascos celebrará precisamente mañana, sábado, para renovar su dirección y poner fin a la crisis interna abierta tras la renuncia del anterior secretario general, Nicolás Redondo Terreros.

Esta ofensiva de ETA contra los socialistas se produce después del acercamiento iniciado por esta formación con el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que gobierna en la región.

Poco antes del entierro de Priede en Orio, localidad próxima a San Sebastián, el obispo de esta diócesis, Juan María Uriarte, pidió a la sociedad que "brinde su apoyo" y "proteja" a los concejales amenazados en el País Vasco.


Comentarios


Bush inició una gira por la región, con poco para ofrecer