Carne: el gobierno no cede y refuerza aduanas

Buscan evitar el contrabando hacia el exterior. Contrapunto entre entidades ruralistas por la medida.



BUENOS AIRES (DyN/Télam). – El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró ayer que el Gobierno “no dará marcha atrás” con la decisión de suspender por 180 días la exportación de carne vacuna para aumentar el abastecimiento al mercado interno y empujar los precios hacia la baja.

De esta manera, desechó la posibilidad de retirar la medida, tras el ingreso récord producido ayer en el Mercado de Hacienda de Liniers, que hizo retroceder en un 14% el precio del ganado.

En tanto, las aduanas de todo el país fueron puestas en un alerta selectivo para impedir que, debido a la suspensión de la exportación de carne vacuna, se intente enviarla de todos modos, declarándola como un rubro permitido, dijo el director general de Aduanas, Ricardo Echegaray.

El funcionario dijo que las aduanas argentinas tienen la tecnología necesaria para “asegurar que la medida se garantice” mediante un control obligatorio de los envíos al exterior.

Por su parte, los propietarios de carnicerías manifestaron sus dudas sobre las bajas que vayan a aplicarse a los cortes de carnes la semana próxima, tras la caída que registró el Indice Novillo, y condicionaron la efectividad de los recortes a los ingresos de ganado vacuno que se produzcan a partir del lunes en Liniers.

“Vamos a ver si la baja va ser efectiva o va a ser como antes, con poco abastecimiento”, sostuvo el vicepresidente de la Asociación de Carniceros de la Capital Federal, Alberto Williams.

En tanto, Hugo Biolcatti, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), una de las entidades que más se opone a la política oficial , dijo que “en relación con los salarios, en la Argentina tenemos la carne más barata del mundo”. El ruralista opinó que el aumento de la oferta es pasajero. Explicó que la gran afluencia de animales a Liniers se debió a que “el novillo de exportación es el pesado, entonces hay mucha hacienda que estaba en camino a ese kilaje”. Y agregó: “Esto se va a mantener unos días pero es pasajero”.

Por su parte, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, responsabilizó a grandes productores, consignatarios y compradores de hacienda de la talla de Coto, por el alza de los precios. El dirigente calificó como “raro” el inusual ingreso de cabezas de ganado registrado ayer en el Mercado de Liniers, que fue más del doble de lo habitual , y consideró que algunos sectores venían reteniendo hacienda porque “les molesta el límite de los 280 kilos” impuesto por el gobierno para faenar a los animales.

“Los consignatarios no han hecho todo el esfuerzo para que vengan una cantidad suficiente de cabezas, y aparece Coto que compra y compra, entre 1.000 y 1.500 vacunos por día cuando hay pocos animales y levantan los precios”, dijo Buzzi .


Comentarios


Carne: el gobierno no cede y refuerza aduanas