Cautela oficial por la reactivación del caso

El gobierno mantuvo un delicado equilibrio ante la reactivación de la causa por el presunto pago de coimas en el Senado. Aunque los funcionarios manifestaron su respaldo a la continuación de las investigaciones que impulsarían los fiscales, se cuidaron de apoyar el reclamo de depuración efectuado por “Chacho” Alvarez.

BUENOS AIRES (DyN) - Mientras el gobierno intentó ayer no desautorizar el reclamo de Carlos Alvarez para que los legisladores vinculados al escándalo de sobornos en el Senado no sean candidatos en octubre, parlamentarios del PJ rechazaron el planteo del frepasista y aseguraron que debe ser “la gente” la que se pronuncie a través del voto.

Alvarez, en tanto, insistió ayer con su posición y puso toda su esperanza en “el voto de la gente” para “limpiar al Senado”, luego de considerar que cualquier actuación de la Justicia en el tema “hay que ponerla entre comillas”. Por eso “recomendó” a “los ciudadanos” que “estén muy atentos” a la hora de votar.

“Depende mucho de ellos”, afirmó el ex vicepresidente, quien luego de manifestar que algunos senadores “degradaron esta institución, humillaron a los ciudadanos constituyendo una institución deplorable como es el Senado actual” reiteró su reclamo para que “estén muy atentos al ver qué candidatos hay en la lista”.

Desde el gobierno, el jefe de gabinete, Chrystian Colombo, negó que al Poder Ejecutivo le “incomode” la eventual reapertura de las investigaciones por el caso de presuntos sobornos, y dijo que, por el contrario, desea que se “impulsen” para que la situación “se esclarezca”.

En el mismo tono, el vocero presidencial, Ricardo Ostuni dijo entender “la posición de Alvarez”.

“Creo que no sólo la entiendo sino que todo el mundo comparte la necesidad, el deseo y la ambición de tener instituciones absolutamente sanas y transparentes”, dijo.

El caso del escándalo en la Cámara Alta, que desembocara en la renuncia de Alvarez a la vicepresidencia en octubre pasado, recobró fuerza en las últimas horas a partir que los fiscales de la causa pedirán a la Cámara Federal el procesamiento de siete senadores cuestionados.

El principal apoyo que recibió Alvarez provino -sorpresivamente- del vicegobernador bonaerense Felipe Solá, que coincidió en que “ninguno (de los senadores) debe ser candidato, porque la falta de respeto es muy grande”.

Agregó que “en cada provincia deben saber que tienen que haber hombres nuevos” y con ello “se trata de darle un mensaje fuerte a la gente”.

Sin embargo, quienes sí se opusieron en forma terminante a la iniciativa del ex vicepresidente fueron los senadores peronistas.

Eduardo Menem fustigó a Alvarez porque “no tiene ninguna atribución para ponerse en juez de quiénes pueden ser candidatos o no”, y sostuvo que quienes decidirán “son los habitantes de cada distrito” cuando concurran a las urnas en octubre próximo.

En sintonía con el hermano del ex presidente Carlos Menem, el senador Remo Costanzo aseveró que debe ser “la gente” la que decida las candidaturas para los comicios de octubre próximo, en lugar de hacerse una “depuración” (ver aparte)

Alvarez consideró que “el único reaseguro que le queda a los argentinos” para luchar contra la impunidad en la política “será el voto en octubre”.

Incluso, para fundamentar la importancia del voto en los próximos comicios legislativos, el frepasista volvió a expresar sus dudas sobre el éxito que podría tener la reapertura de las investigaciones judiciales cerradas por el juez Carlos Liporaci por presunta falta de pruebas.

“Todo lo que tiene que ver con la Justicia hay que ponerlo entre comillas, porque sabemos cómo funciona, lamentablemente”, sintetizó, en diálogo con la prensa, al salir de su domicilio.

Colombo, por su parte, dejó en claro el rol jugado por el gobierno de Fernando de la Rúa durante el escándalo al recordar que en aquél momento pidió una “profunda investigación” a la Oficina Anticorrupción.

Costanzo pide pruebas

El senador peronista Remo Costanzo, uno de los legisladores involucrados en el escándalo por presuntas coimas, consideró que si los fiscales deciden apelar la falta de mérito dictada por el juez federal Carlos Liporaci en la causa “deberán justificar” con pruebas la presentación.

“Veremos, yo también puedo apelar. Querría saber cuál es el argumento de los fiscales porque si están presentes cuando le pregunto al juez cuál es la prueba de cargo y me dice que es un anónimo, obviamente el anónimo no puede incriminar a nadie”, estimó.

El senador negó que se haya sentido aliviado por la falta de mérito dictada en diciembre por el juez Liporaci para los legisladores sospechosos y dijo que únicamente estará tranquilo “cuando haya sobreseimiento”. (Infosic)

El fin de la feria agiliza varias causas

El año judicial se iniciará hoy tras el receso de enero y habrá definiciones sobre la suerte de varios ex funcionarios y senadores nacionales serán careados en el marco de la causa por el presunto reparto de coimas en la Cámara alta.

El juez federal Carlos Liporaci mantiene pendiente una decisión sobre la convocatoria al ex presidente Carlos Menem y al gobernador bonaerense Carlos Ruckauf, cuyos testimonios fueron requeridos por la fiscalía en el sumario por el escándalo en el Senado.

Los fiscales federales Eduardo Freiler y Federico Delgado preparan la apelación a la decisión de Liporaci de dictar la falta de mérito de los once senadores imputados en el delicado expediente de los sobornos, que obligará a comparecer en los tribunales al ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, y al ex jefe de la SIDE, Fernando de Santibañes.

Además, habrá careos entre el denunciante senador peronista Antonio Cafiero y sus colegas Horacio Usandizaga y Pedro del Piero. El propio juez Liporaci, por otra parte, afronta un proceso penal por posible enriquecimiento ilícito y el Consejo de la Magistratura podría removerlo de su cargo. Se investiga, entre otros hechos, la operación mediante la cual el magistrado y su esposa, Lidia Calb, compraron una propiedad en Vicente López, cuyo valor de mercado supera el millón de pesos. (DyN)


Comentarios


Cautela oficial por la reactivación del caso