Cerro Otto: la magia del bosque y una vista panorámica en la cumbre

De las cabinas rojas al funicular en las alturas, una recorrida por las opciones que ofrece, que incluyen caminatas con raquetas, trineos, un mirador con paisajes inolvidables y la mítica confitería giratoria.



1/7

2/7
 Foto: Marcelo Martinez

Foto: Marcelo Martinez

3/7
 Foto: Marcelo Martinez

Foto: Marcelo Martinez

4/7

5/7

6/7

7/7
Foto: Marcelo Martinez

Foto: Marcelo Martinez

El sonido de los pasos de las raquetas en la nieve rompe el silencio del bosque de lengas de la cumbre del cerro Otto.

Es una caminata sencilla, en descenso, para contemplar el entorno y una vez que se atraviesa el bosque se abre el paisaje inmenso con el lago Nahuel Huapi a los pies.

Foto: Alfredo Leiva

La experiencia es única y Jessica Franke la hace aun mejor. Esta joven guía de turismo es una apasionada de la naturaleza y le cuenta a los turistas las características del bosque, la formación de líquenes, la presencia sorpresiva de pájaros carpintero que se pueden encontrar. “El guía siempre habla de lo que se ve. La idea es hacerlo con dinamismo y que la gente se vaya con un conocimiento nuevo acerca del bosque”, dijo Jessica.

Foto: Marcelo Martinez

La técnica para utilizar las raquetas en los pies es fácil. “Es importante mantener el equilibrio del cuerpo, caminar con las piernas en paralelo, semiflexionadas y con el pecho erguido para evitar caerse hacia adelante”, explicó la guía.

Mirador

Después del circuito, la caminata termina en un mirador que tiene una vista imponente del lago y a pocos metros, tras ascender una escalera, se puede tomar el Funicular de la Cumbre, una especie de vagón de tren vidriado que sube una pendiente hasta la cima nuevamente.

Un clic, con el mejor fondo, en la confitería giratoria Foto: Marcelo Martinez

$120
sale una taza de chocolate caliente en la confitería giratoria.

Las caminatas con raquetas del complejo Teleférico Cerro Otto tienen una duración promedio de una hora, dependiendo del grupo y la pueden hacer desde niños (siempre que tengan un calzado número 35) hasta adultos mayores.

Jessica se alterna con Martín para guiarlas en los tres horarios fijos a las 11:30, 14:30 y 16 y cada una es particular.

“La idea es hacer la caminata con dinamismo y que la gente se vaya con un conocimiento nuevo acerca del bosque”.

Jessica Franke, guía de la caminata con raquetas.

Clásico

El Teleférico Cerro Otto es una excursión tradicional de Bariloche que pueden disfrutar todos ya que no se necesita ninguna experiencia en la nieve ni preparación física para sus actividades. La mayoría de los turistas que llegan a la ciudad deciden visitarlo en cualquier estación del año y muchos repiten la experiencia porque encuentran en el complejo un plan familiar para pasar el día.

Alfredo Leiva

En invierno la nieve invita a conocer la cumbre de la montaña de 1.405 msnm ubicada en el corazón de la ciudad, a solo 5 kilómetros del Centro Cívico. Lo habitual y más atractivo es ascender en solo 12 minutos por la cabina roja del teleférico. El costo es de $ 800 adultos, $ 500 menores de 6 a 12 años y mayores de 65 años; y suben gratis los chicos menores de 5 años.

¿Cuánto cuesta?

$800
El ascenso en el teleférico que parte de su plataforma ubicada en el km 5 de Pioneros. Desde el centro hay colectivos gratis de la empresa.
$300
es el valor de las actividades extras que se pueden hacer en la cima. Se deben contratar una vez arriba y pueden optar entre trineo de adultos o niños y caminatas con raquetas.

Otra alternativa es llegar en vehículo propio por el camino de auto que parte del Kilómetro 1 de la Avenida de los Pioneros aunque en invierno es poco recomendable por el estado de la traza. El acceso al complejo cuesta $ 500.

Para disfrutar de la nieve en la cumbre además de las raquetas el Teleférico tiene pistas especiales para trineos, diferenciadas entre adultos, niños y egresados. El trineo para mayores tiene 500 metros de extensión con un circuito con pendiente y curvas para generar adrenalina.

Foto: Marcelo Martinez

Al llegar al final de la pista se asciende por Funicular para deslizarse otra vez desde el punto de partida. El costo es de $ 300 e incluye tres descensos.
En el caso de los niños la pista es solo para chicos de 3 a 8 años y no supera los 50 metros.

No hay limitación de descensos pero sí de tiempo: el pase de 300 pesos vale por una hora de aventura.

Los que solo quieran contemplar la imponente vista de 360° tienen un amplio deck de madera a la izquierda del complejo y una terraza que ahora está colmada de nieve.


Comentarios


Cerro Otto: la magia del bosque y una vista panorámica en la cumbre