Conmoción mundial: El adiós a Diego Maradona

Césped, esa alfombra verde natural

Uno de los objetivos más deseados en los jardines de todo el mundo es tener un césped verde y lustroso. Además de generar armonía y estados de bienestar es el elegido en espacios de recreación y esparcimiento al aire libre.




Una vez que el césped está bien tratado, decora cualquier jardín y genera una vista más que armoniosa.

Una vez que el césped está bien tratado, decora cualquier jardín y genera una vista más que armoniosa.

El césped viste desde un espacio pequeño hasta uno de enorme magnitud. Fue inspiración de grandes artistas de la época impresionista como “La primavera” de Tissot, e innumrables cuadros de Monet y Caillebote. Es en ellos donde la pradera y el césped toman un papel relevante en la historia del arte.


Un jardín o un patio -grande o pequeño- con buen césped inspira e invita a admirar y disfrutar. Para ello depende de ciertos cuidados pero el resultado es muy alentador y gratificante. En esta oportunidad RÍO NEGRO consultó al experto Néstor Ale, de Vivero Natural S.A. de Neuquén para despejar las inquietudes sobre sus cuidados y mantenimiento.

Para sembrar césped, primero se necesita preparar la tierra removiéndola y retirando las piedras grandes con un rastrillo. Casi cualquier tipo de suelo es apto para la siembra, más allá de la situación en que se encuentre.

Luego hay que nutrir. Se puede adquirir todo tipo de agregados que enriquezca la tierra en cualquier lugar de venta de fertilizantes, pero también la simplicidad y economía es válida con restos orgánicos de nuestra cocina. La yerba del mate, las hebras del té, cáscaras de frutas y vegetales picados finamente serán los complementos ideales para nutrir el suelo; y, con la removida que ya se ha hecho, se obtendrá una tierra oxigenada, lista para recibir las semillas. Si se cuida adecuadamente, estará verde y brilloso en todo momento. No existe un secreto mágico para lograrlo, solo tiempo dedicado a su atención como es el corte, abono, riego, control de las malas hierbas y remover la tierra para que la fotosíntesis haga su trabajo.

“Para ello, los cuidados se reducen al riego periódico, el corte cada 7 días en las estaciones de primavera y verano; y cada 15 días en otoño e invierno”, explica Néstor Ale. “Es conveniente fertilizar en el inicio de la primavera y también al inicio del otoño, con fertilizantes que dispongan de 3 elementos esenciales: nitrógeno, fósforo y potasio (NPK) que en cualquier comercio de productos agrícolas se consiguen”, suma.

Es importante cortarlo entre 5 y 7 centímetros, para cuidar su buen crecimiento.


“El riego es muy importante. En época de otoño, invierno e inicio de la primavera, todos los horarios son convenientes para hacerlo,pero cuando el sol comienza a apretar es importante realizarlo a la tarde- noche porque la planta tiene la posibilidad de utilizar todos los nutrientes. Por eso siempre el vivero sugiere que el césped en la patagonia se debe cortar alto, entre 5 y 7 centímetros”, sugiere Néstor.

Según Ale la historia muestra que “la siembra” era la forma de cultivarlo. Sin embargo en la actualidad se eligen implantes como alfombra de césped natural, tepes o rollos que permite disfrutarlo desde el “mismo momento que se instala”.

“Los cuidados del césped en panes -hasta lograr el enraizado de la alfombra - es que en verano se debe estar sumamente atento al riego, porque no esta adherido al suelo y requiere una mayor atención. Una vez enraizado, los cuidados y cortes son iguales que cualquier césped sembrado”, afirma el espacialista.

El beneficio que brinda el césped es aportar oxígeno y purificar el medio ambiente. La absorción del agua de lluvia y aguas no potables que luego son liberadas a la atmósfera lo hacen en forma purificada, la asimilación de partículas nocivas en el aire quedan incorporadas al suelo cómo materia orgánica, tienen la particularidad de embellecer el entorno y fijar suelos evitando la erosión.


“Un jardín verde y brillante se logra con una buena variedad de césped, y también sabiendo la mejor manera de sembrarlo”, concluye Néstor Ale.


La historia del vivero



Vivero Natural S.A es una empresa familiar formada por Néstor, su hija Nahir Ale junto a Graciela Coy de Plottier. En 1994 incian la actividad en el vivero con la producción de plantas forestales y frutales, para luego incorporar la producción de plantas de arbolado urbano, parques y Jardines. En el ´99 obtienen su primer producción de alfombras de césped siendo la primera en la provincia de Neuquén y la región.

Actualmente dispone de un cultivo de 25 hectáreas de césped disponible durante todo el año para instalarse en parques y jardines con variedades de “alto tránsito” y deportivas para campos de juegos.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Césped, esa alfombra verde natural