Chapecoense, un club que rompió todos los pronósticos

En siete años, el Verdão pasó desde la cuarta división de Brasil a la final de la Copa Sudamericana. Una pérdida rodeada de una historia a puro sacrificio.



#

Chapecoense, un club que rompió todos los pronósticos

La tragedia aérea del plantel de Chapecoense sacudió la mañana en Argentina. Si bien el accidente ocurrió a medianoche, el número de víctimas fatales fue creciendo con el correr de las horas y fue así que se confirmó la enorme pérdida que sufrió el club brasilero.

Hace varias semanas que el Chape disfrutaba del tramo más importante en la historia del club. Tras eliminar a San Lorenzo la semana pasada, había clasificado por primera vez a la final de una competición internacional, en este caso la Copa Sudamericana, y se aprontaba a disputar el primer duelo en Medellín.

Claro, el mérito, importante, resalta sobre todo al contrastarlo con lo que vivía el club hace sólo siete años, en 2009. Chapecoense transitaba por la cuarta división del fútbol brasilero, y cualquier sueño de ser protagonista a nivel internacional sonaba más a utopía que a algo posible.

El club tiene sólo 43 años, y le tomó 4 conquistar su primer título estadual, en 1977. Durante la etapa del 2001 al 2006 atravesó una fuerte crisis institucional, que implicó incluso un breve gerenciamiento y un cambio de nombre, maniobra legal para evadir algunas deudas. Recién en 2005 comenzó a acomodarse todo, y en 2006 el club volvió a su normal funcionamiento.

En 2009, el Verdão ascendió de la Serie D a la C. Tres años después, llegó el ascenso a la Serie B, y en 2013, inmediatamente, el pase a la Primera División, donde jugaría a partir de la temporada 2014. Dos años más tarde, sería momento de clasificar a la final de la Copa Sudamericana. Muchos logros en poco tiempo, para un club que a fuerza de sacrificio logró entrar en la historia del fútbol brasilero.


Comentarios


Chapecoense, un club que rompió todos los pronósticos