Chile: tensión por el juicio a Pinochet

En un clima de enfrentamiento entre partidarios y opositores, la Corte de Apelaciones debate desde hoy el juicio de desafuero del senador vitalicio Augusto Pinochet. Allí se determinará si el ex dictador chileno debe enfrentar las 92 querellas por violaciones a los derechos humanos.



Santiago de Chile (EFE-Reuters).- Un clima de tensión similar al vivido cuando estaba detenido en Londres, precede al inicio hoy de las audiencias judiciales para tratar el retiro de la inmunidad parlamentaria al exdictador Augusto Pinochet, paso previo para un eventual procesamiento.

Frente al clima de confrontación, el gobierno reiteró ayer su llamamiento a que se deje a los tribunales actuar sin presiones y se respeten sus decisiones.

"El presidente (Ricardo) Lagos ha sido muy claro en que estamos frente a una decisión que deben tomar los tribunales en razón de los antecedentes que hay en el proceso", señaló al respecto el ministro de Justicia, José Antonio Gómez. "El gobierno ha optado claramente por respetar la decisión que tomen los tribunales ", sub -rayó.

El desafuero de Pinochet fue solicitado por algunos de los abogados que patrocinan las 92 querellas presentadas hasta hoy en Chile contra el ex gobernante.

La decisión está en manos de la Corte de Apelaciones de Santiago y se conocerá después de tres sesiones en las que ocho letrados alegarán contra Pinochet y uno a favor.

El comienzo de las audiencias hizo renacer las pasiones que desata la figura del ex gobernante. Sus partidarios y detractores se manifestarán en las afueras del tribunal, reeditando en versión chilena, las barras "pro" y "anti" Pinochet que matizaron, bajo el sol y la lluvia, los más de 16 meses de un fallido proceso de extradición en Londres.

Marcelo Cabrera, líder del Movimiento Vitalicio Augusto Pinochet, dijo que hoy "es un día simbólico. Vamos a estar allí una hora antes de que comiencen las audiencias". "La idea es contrarrestar un poco el trabajo de la izquierda".

La Agrupación de Familiares de los Desaparecidos también estará frente al edificio. Mireya García, vicepresidenta del grupo, dijo que "no será lo mismo" que en Londres. Ahora, dijo, llegó la hora de ver si la justicia chilena goza de tan buena salud como dicen. " Estaremos allí los tres días", dijo.

Para evitar enfrentamientos, la policía dispuso un cerco de vallas en torno al Palacio de Justicia y determinó que los manifestantes se sitúen en calles paralelas, de modo que no se encuentren.

Rubén Ballesteros, presidente de la Corte de Apelaciones, señaló que todo está organizado para la vista de la causa, en cuya primera jornada sólo estarán presentes los 21 magistrados, el secretario y el "relator", que expone a los jueces los detalles del caso.

Durante los alegatos, el jueves y viernes, habrá en la sala 49 personas y de ellas únicamente cuatro serán periodistas, dos de medios locales y dos de medios extranjeros, los cuales no podrán grabar, filmar o fotografiar la audiencia, ni tampoco comunicarse con el exterior hasta el final.

La mala salud ya no pesa tanto

El estado de salud del ex dictador Augusto Pinochet es la mejor carta que tienen sus abogados para salvarlo de un largo proceso por múltiples crímenes registrados durante el régimen autoritario que él encabezó entre los años 1973 y 1990. Sin embargo, la estrategia podría no tener el mismo éxito que en Londres.

Más de 50 ex colaboradores de la dictadura de Pinochet (1973-1990), civiles y militares, insistieron ayer en que "por razones de salud" el ex gobernante debiera ser eximido de todas las acusaciones en su contra.

Según una declaración pública del grupo, las razones que sirvieron al ministro británico del Interior, Jack Straw, para interrumpir el juicio de extradición de Pinochet a España, también tienen valor en Chile.

En respuesta , el ministro de Justicia recordó que en Chile , según el Código de Procedimiento Penal, la única causa para que un acusado de delitos graves sea sobreseído es la condición de "demente senil" o "estado de locura".

Gómez advirtió que aún en esos casos, el proceso se cierra temporalmente y se reanuda si el inculpado recobra sus facultades.

"En nuestras cárceles hay mucha gente enferma, incluso reclusos con SIDA en estado terminal, que igual deben responder ante la ley", dijo el ministro para subrayar después que "la igualdad ante la ley es un principio fundamental en una democracia".

La Corte ha rechazado ya en dos ocasiones la solicitud de la defensa de someter a Pinochet a nuevos exámenes médicos, indicando que este asunto lo resolverá en el proceso de desafuero, es decir desde hoy.(DPA)


Comentarios


Chile: tensión por el juicio a Pinochet