Cierre positivo para las cuentas fiscales rionegrinas en el 2018

Las erogaciones mostraron un incremento moderado, mientras que los recursos crecieron muy fuerte producto, en parte, de la devaluación.



1
#

Las regalías dieron un importante impulso a la recaudación provincial.

2
#

3
#

Los números presupuestarios cerraron el año pasado con un leve superávit financiero tras dos años críticos con cuentas en rojo.

Según datos oficiales, durante el 2017 los desequilibrios habían alcanzado los 2.920 millones de pesos, pero los mayores recursos acompañados por un recorte de los gastos llevó a cerrar en 211 millones de pesos positivos el año pasado.

Sin lugar a duda, los cambios en la política económica nacional ayudaron al ordenamiento de las cuentas fiscales rionegrinas. El fuerte proceso devaluatorio que sufrió la moneda local a partir de abril, que llevó la paridad cambiaria de 19 pesos por dólar a cerca de 40 pesos en pocas semanas, convalidó la suba de ingresos que estaba atada a la divisa norteamericana (regalías) y a los posteriores efectos inflacionarios (coparticipación).

Como contrapartida la mayor parte de los gastos tuvieron un recorrido mucho menor, teniendo en cuenta los procesos que normalmente sufren las partidas en este escenario.

Las estadísticas muestran a las claras los conceptos que estamos mencionando. Mientras que las erogaciones crecieron durante el 2018 al 32%, los recursos lo hicieron a una tasa del 45%, es decir, se observó un diferencial de 13 puntos entre ambos segmentos presupuestarios.

Esto llevó a que las cuentas cerraran con un ahorro corriente de más de 1.700 millones de pesos, un dato no menor teniendo en cuenta que el año anterior (2017) terminó en esa misma cifra nominal, pero con resultado negativo.

Los datos oficiales muestran también que los recursos de orden provincial mejoraron un 44% interanual al pasar de 7.800 millones de pesos en el 2017 a algo más de 11.300 millones el año pasado. Los de origen nacional se incrementaron a una tasa del 36% con un monto total para el 2018 de cerca de 25.500 millones de pesos.

Los satisfactorios resultados obtenidos durante el año pasado difícilmente puedan sostenerse en el 2019 teniendo en cuenta el año electoral que deberá atravesar la provincia, en el cual tradicionalmente los gastos se incrementan por encima de la media de los años anteriores.

Por otra parte, el salario estatal sufrió el año pasado un claro retraso, en relación al poder de compra que tiene. Por lo tanto, no hay que descartar que durante el 2019 el gobierno ponga al tope de su agenda que la tasa de aumento de la masa salarial se ubique por encima del costo de vida. Un error que puede tener consecuencias muy negativas sobre la salud del presupuesto.

La administración Weretilneck se encuentra cerrando su ciclo de ocho años al frente de la provincia de Río Negro y entregará al próximo gobierno una provincia relativamente saneada, pese a que la deuda pública en estos últimos dos años creció en forma desproporcional respecto a otras partidas.

Confirman tendencia sobre las regalías

Es importante observar la evolución que ha presentado la partida de regalías en estos últimos años. Las estadísticas oficiales dan cuenta que durante 2018 ingresaron por esta vía algo más de 5.200 millones de pesos, lo que refleja un salto de 115% respecto del consolidado presupuestario del año anterior.

La fuerte devaluación que sufrió el peso argentino a partir de abril del año pasado sumado a una cotización firme del precio del valor del crudo en el mercado internacional, fueron dos variables clave para justificar el salto de estos ingresos. Para este año, se espera una tasa de crecimiento mucho menor.

Datos claves

archivo

Datos

45%
fue el crecimiento interanual que registraron los ingresos corrientes durante el período 2018.
32%
fue la tasa de incremento interanual que reflejó el presupuesto para las erogaciones corrientes.

Comentarios


Cierre positivo para las cuentas fiscales rionegrinas en el 2018