Cinco años de prisión por balear a un policía en Barrio Confluencia

Los vecinos echaron a su familia.

#

En tiempos del episodio, la imagen de la foto era casi cotidiana.(Foto: Archivo )

NEUQUÉN (AN).- El 12 de noviembre del 2008 el barrio Confluencia asistió a una de las tantas revueltas en las que jóvenes arremetieron contra la Comisaría 19ª. Pero esa tarde un policía que protegía el edificio con un escudo recibió un disparo en el cuello que lo dejó al borde de la muerte y por el cual Víctor Rodríguez (26) fue condenado a la pena de 5 años de prisión. “Toto” Rodríguez tenía 18 años y según los testigos disparó varias veces contra el cordón policía. Uno le dio en el cuello al ayudante Roberto Paredes, quien desde entonces convive no solo con dolores y placas de tornillos en su cuerpo, sino también con el temor de tener la bala aún alojada en su columna. Los jueces Mara Álvarez y Martín Marcovesky acordaron imponerle 5 años de prisión de cumplimiento efectivo. El tercer integrante del tribunal, Mauricio Zabala, propuso 4 años al entender que debía aplicarse una reducción en la misma por los ocho años de proceso judicial a los que el joven estuvo sometido. El fiscal Andrés Azar había pedido una condena de 6 años, los querellantes por la policía Nahuel Urra y Alejandro Casas reclamaron una condena de 8 años y el defensor Pedro Telleriarte planteó 3 años en suspenso. Pero los tres jueces se inclinaron por una pena mayor no solo al entender como un agravante el hecho de que Rodríguez haya disparado varias veces, escondiéndose detrás de un chapón para hacer puntería, sino que también analizaron como agravante el daño que le produjo en la vida al oficial herido, quien vio truncada su carrera y afectado su desarrollo personal. Ese fue un año conflictivo en Confluencia y esa tarde la violencia se desencadenó cuando la policía demoró a un joven que iba armado en una moto. Como el chico era de una de las familias conflictivas el ataque a la comisaría no se hizo esperar y a la noche, desde una barricada un hombre efectuó los disparos. Poco después los Rodríguez fueron echados del barrio cuando les quemaron su vivienda. Y en octubre de 2013 el condenado perdió a su padre, cuando en una especie de linchamiento, en Plottier, prendieron fuego la casa y el hombre no pudo a salir a tiempo.

NEUQUEN


Comentarios


Cinco años de prisión por balear a un policía en Barrio Confluencia